José Montilla baila durante los actos institucionales de la Fiesta de Arán. | Efe

0

El presidente de CiU, Artur Mas, consideró que la prioridad ahora para Catalunya es levantar la economía y volver a crear empleo y, después, otros temas importantes como la independencia, coincidiendo con la celebración hoy de múltiples consultas por la soberanía y en réplica al presidente de la Generalitat José Montilla, quien acusó al líder del CiU de ser un «independentista vergonzante».

En un acto celebrado en Calafell (Tarragona), al que han asistido unas 600 personas, según CDC, Mas auguró, por otra parte, que una mayoría de catalanes se rebelará, dirá no y saldrá a la calle para decir al Estado que no están dispuestos a que se recorte el Estatut de Catalunya. El dirigente nacionalista consideró que cada vez hay más ciudadanos catalanes que creen que tienen derecho a decidir su futuro si bien la independencia «se ha de hacer para ganar el futuro, no para perderlo», por lo que considera que se debe dar prioridad a la consecución de administrar los recursos de Catalunya y a la creación de empleo.

Vergonzante

Horas antes, Montilla había criticado al líder de CiU, Artur Mas, por practicar un «independentismo vergonzante», y había asegurado que, en estos momentos, Catalunya «necesita patriotas y no caraduras», en referencia al caso Palau. «El país necesita empresarios y emprendedores, no estafadores ni embaucadores. Necesita generosidad, no juegos de manos ni de facturas ni de intereses», declaró el presidente catalán, ya que, en su opinión, «hemos luchado mucho» para que se juzgue a la gente «por lo que hace» y no por su «pedigrí».

Respecto a Mas, el líder de los socialistas catalanes acusó a CiU de «tirar la piedra y esconder la mano» al apoyar en el Parlament una iniciativa para convocar un referéndum sobre la independencia y, a la vez, decir que Catalunya no está preparada para una posible separación del resto del Estado.