9

La Agencia Tributaria confirmó ayer que los contribuyentes que se hayan comprado un coche en 2009 con las ayudas públicas del Plan 2000E tendrán que declarar dichas ayudas en la Campaña de Renta 2009 como ganancias patrimoniales.
Fuentes de la Agencia Tributaria explicaron que las ayudas públicas y subvenciones se declaran desde que existe el IRPF, excepto todas aquellas exentas de declaración desde el mismo momento en el que se crean.
Cada persona que se haya acogido al Plan en 2009 para comprar un coche deberá pagar una media de 240 euros al Fisco por recibir la ayuda total de 1.000 euros, según los Técnicos de Hacienda.
Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Motor (Ganvam), Juan Antonio Sánchez Torres, aseguró que el Estado y las comunidades autónomas han obtenido un saldo positivo a su favor de 40 y 16 millones de euros, respectivamente, gracias al Plan, que junto con lo que se recaudará por la Renta supondrá unos ingresos fiscales extra de más de 100 millones, y pidió renovar el plan.
A su vez, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunció que muchos ciudadanos exentos de declarar deberán hacerlo por haber recibido estas ayudas.