Dos heridos y dos detenidos en nuevos enfrentamientos en el Cabanyal

| Valencia |

Valorar:
preload
Un hombre permanece tendido en el suelo tras la carga policial contra los vecinos que intentaban impedir el paso a una excavadora.

Un hombre permanece tendido en el suelo tras la carga policial contra los vecinos que intentaban impedir el paso a una excavadora.

08-04-2010Efe(MANUEL BRUQUE)

Nuevos enfrentamientos entre fuerzas policiales y vecinos que intentaban evitar ayer un nuevo derribo en el barrio del Cabanyal se saldaron con dos heridos leves trasladados al hospital, además de otros muchos con golpes y contusiones, y dos detenidos.
Desde primeras horas de la mañana, un centenar de vecinos convocados por Salvem el Cabanyal, apoyados por varios políticos, se concentraron tras los cordones de la Policía Nacional y Local que acotaban el número 31 de la calle de Francisco Eiximinis, donde estaba prevista la demolición de una sexta casa en el barrio, con el propósito de impedirlo.
El concejal de Seguridad Ciudadana, Miquel Domínguez, supervisó el despliegue de una treintena de agentes locales, y hasta la zona también se desplazó el subdelegado del Gobierno en Valencia, Luis Felipe Martínez, aunque se mantuvo en un segundo plano.
Por el contrario, concejales del PSPV, encabezados por la portavoz municipal, Carmen Alborch, y diputados de la oposición en Les Corts, como Mónica Oltra, Marga Sanz o Mireia Molla, acompañaron a los vecinos en esta nueva jornada de protesta.
Poco después de las 10.30 horas, los primeros movimientos de una excavadora que se dirigía hacia ese inmueble desembocaron en cargas policiales contra periodistas que hacían su trabajo y decenas de vecinos que, entre gritos, insultos y lanzamiento de objetos, trataban de impedir el derribo con constantes carreras por las calles adyacentes. Muchos resultaron con contusiones, golpes y arañazos.
Carmen Alborch, visiblemente emocionada tras los veinte minutos de tensión que vivió en el barrio, suplicó a los policías nacionales que colaboraran para «dejar de dar una imagen de violencia» en el Cabanyal, donde «la mayoría» de los vecinos que se oponen a los derribos es, según dijo, «gente pacífica».
Tras el derribo del inmueble, los vecinos y políticos se trasladaron al número 33 de la calle de San Pedro, donde supuestamente iba a producirse la siguiente demolición. En esa zona se podían contemplar aún los trabajos de desescombro del inmueble colindante que fue derribado el pasado martes.
Fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) confirmaron que tras la carga policial se atendió a dos personas por sendas heridas en la cabeza, una mujer de 49 años y un joven de 29, que fueron trasladados en ambulancia hasta el Hospital Clínico.
Igualmente, confirmaron que la Policía Local detuvo a dos hombres que se subieron a la maquina excavadora.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Rafael
Hace más de 10 años

Estas actitudes me recuerdan los tiempos de la Dictadura Franquista. Mamporros a diestro y siniestro, hombres, mujeres, periodistas y quien se ponga por delante. Parece que Camps y su amiguísima Barberá tendrán que declarar el estado de sitio, si no quieren echarse atrás. Muchos intereses deberá haber aquí, para que los del PP tengan tanta prisa en hacer lo que estan haciendo. Que verguenza de políticos que nos a tocado vivir.

Valoración:3menosmas

jiloca
Hace más de 10 años

Lamentables los incidentes del Cabañal; desconozco el tema en profundidad pero la acción policial me parece desproporcionada, actuaciones como esa hacen que las personas normales como yo sientan odio y rechazo hacia las fuerzas del "orden". Uno de los policías, con melena rubia, se le vé en la cara y en las formas que con la porra disfruta de azotar a las personas indefensas. UNA VERGOÑA. CHE QUINS COYONS QUE TENEIS ELS VALENCIANS, SALVAR LAS CASITAS DEL CABAÑAL. Propongo una gran manifestación, soy capaz de venir desde Mallorca. De todos modos no hay nada que hacer porque las autoridades municipales ya hace tiempo que han cobrado las comisiones de los constructores y no pueden dar marcha atrás porque ya han gastado las perras. Amo EL CABAÑAL, COMO LO AMA TODO MARINO MERCANTE.

Valoración:13menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1