La portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gabriela Bravo, durante una rueda de prensa ayer en Valencia.

0

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) exige a los responsables políticos el máximo respeto a la función de los jueces. Así lo hizo saber ayer la portavoz de este órgano, Gabriela Bravo, quien leyó una declaración institucional del CGPJ. Además, Bravo declaró que respeta las palabras del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero -que elogió la «valentía» frente a ETA del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón-, aunque aseguró que no influirán en la labor del Tribunal Supremo.
El Poder Judicial hizo pública la declaración institucional en la que exige «el máximo respeto, nacional e internacional, hacia la independencia y la función jurisdiccional de los jueces y tribunales españoles».
El órgano de gobierno de los jueces se pronuncia así acerca de las «informaciones, comentarios y opiniones» que políticos españoles y extranjeros han expresado en los últimos días acerca de las causas que el Tribunal Supremo sigue contra el juez Baltasar Garzón y del auto en el que su compañero Eloy Velasco apuntó indicios de la cooperación de Venezuela con ETA y las FARC.
La declaración señala que los jueces y los tribunales españoles «cuentan, y contarán siempre, con todo el apoyo y defensa del Consejo General del Poder Judicial, como muy recientemente ha puesto de relieve el Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar».
Influir en los jueces
Afirma, además, que «el desarrollo de la función judicial precisa de un sereno clima para su más adecuado ejercicio» y que ese clima «resulta difícilmente compatible con aquellas manifestaciones que produzcan un inmerecido efecto deslegitimador de la labor de los Jueces en su conjunto, provocando la desconfianza en un Poder básico del Estado».
«Por todas las expresadas razones, el CGPJ entiende indispensable que los comentarios que se refieran a actuaciones judiciales, sobre todo cuando procedan de responsables políticos, se realicen desde las coordenadas de máximo respeto institucional que deben presidir las relaciones entre los poderes públicos, sin tratar de influir en los procedimientos judiciales en curso», añade el texto.
Entre los políticos que opinaron el pasado fin de semana sobre asuntos judiciales se encuentran el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, los ministros de Justicia y de Fomento, Francisco Caamaño y José Blanco, y el ministro venezolano de Exteriores, Nicolás Maduro.