Un filósofo antitaurino compara las corridas con la ablación de clítoris y la lapidación

| Barcelona |

Valorar:
El científico Jorge Wagensberg, muestra una banderilla durante su comparecencia en el Parlament.

El científico Jorge Wagensberg, muestra una banderilla durante su comparecencia en el Parlament.

ANDREU DALMAU

La primera sesión de la comisión del Parlament para debatir la prohibición de las corridas de toros en Cataluña puso ayer de manifiesto la falta de convergencia en los argumentos de los ponentes.
La treintena de ponentes convocados -entre toreros, filósofos, escritores y científicos- dispondrán de dos jornadas más para intentar convencer a los parlamentarios de que apoyen o no la prohibición de las corridas en Cataluña.
La plataforma PROU planteó en una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) la prohibición de las corridas, que fue aceptada a trámite por la cámara catalana el pasado diciembre.
Entre las filas antitaurinas, destacó la exposición del filósofo Jesús Mosterín, que abogó por la prohibición de los toros en la comunidad y rechazó que las corridas se defiendan como una tradición. En un discurso agresivo, Mosterín consideró indefendibles las corridas y calificó el toreo de «costumbre primitiva», situando el trato al animal al mismo nivel que la ablación de clítoris, la violencia de género y la lapidación.
Instrumentos de tortura
Por su parte, el científico Jorge Wagensberg entró a matar en su exposición anticorridas al mostrar los instrumentos utilizados en la lidia: la puya, «que destroza los músculos y le impide (al toro) levantar la cabeza», las banderillas o «la espada cuya punta busca el corazón, atravesando los pulmones».
«¿Estos instrumentos provocan dolor? Claro que lo provocan», subrayó el director del Cosmocaixa, que ve inadmisible un espectáculo basado en el sufrimiento de un animal.
El apoderado del torero José Tomás, Salvador Boix, ofreció un vehemente alegato en favor de los toros, en el que criticó la «hipocresía» de la iniciativa legislativa que quiere «aniquilar la tauromaquia» en Cataluña y pidió a los diputados catalanes que se levante «el sitio a las corridas» y se deje «morir en paz a la Fiesta».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Agustin
Hace más de 8 años

¿una mente prodijiosa? pues que comparacion tan umillante para la mujer

Valoración:1menosmas

OLE OLE Y OLE
Hace más de 11 años

Vais listos en España y parte de Europa hay y habra TOROS siempre y a los que no les guste es tan facil... ir al botellon de los sabados en Paseo Maritimo

Valoración:1menosmas

A
Hace más de 11 años

Matar a un animal no debería ser una fiesta (y mucho menos,una fiesta nacional).

Valoración:11menosmas

sam
Hace más de 11 años

Como dijo ese gran filosofo Donde este una buena corrida, que quiten el fútbol y los toros también.

Valoración:10menosmas

MEVA ROQUETA
Hace más de 11 años

Bueno bueno y que hacemos con la caza de Ciervos, conejos, perdices ???? quien no le gusten los toros como yo no ir.... pero por favor SERIEDAD y que haremos el famoso OLE OLE... si España es mundialmente conocida por las corridas de toros.. Repito a los que lo les guste a otra cosa...

Valoración:7menosmas

Rosa
Hace más de 11 años

Estoy totalmente de acuerdo con el Sr Wangensber,es un acto macabro que sirve de divertimento y enriquecimiento de unos cuantos.basta ya!!! de torturar animales. Desearia que esta iniciativa fuera extensible al resto de España.

Valoración:3menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1