1

Para un 47% de los españoles la primera imagen que les viene a la mente al hablar de la inmigración es negativa, pese a que la respuesta más repetida se asociase a «la necesidad que tiene de venir a trabajar», según el informe 'Evolución del racismo y la xenofobia en España (2009)', elaborado por el Observatorio del Racismo del Ministerio de Trabajo e Inmigración en 2008, en base a una encuesta en la que se planteó, entre otras cuestiones: '¿Qué es lo primero que le viene a la mente cuando oye la palabra inmigración?'.
De esta forma, «mientras que las imágenes que cabría calificar de negativas reunieron un 47% de las menciones, las positivas quedan en un 39%».
Asimismo, se desprendió que la palabra inmigración principalmente se vincula a trabajo: «necesidad de venir a trabajar» con un 17%, «pobreza e igualdad» con un 10%, mientras que «el sentimiento de empatía y solidaridad» recogió un 7,5%.
De las negativas, la más mencionada es la que incide en el «aumento de inmigrantes», expresada como «invasión descontrolada», «hay demasiados», «masificación», «no hay trabajo para tantos», etc.