CiU se muestra dispuesta a aceptar un pacto de Estado

Duran i Lleida impone como ejes el empleo, la competitividad y la austeridad en el sector público

|

Valorar:

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, instó ayer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a liderar un pacto de Estado que tenga como ejes el empleo, la financiación de la actividad, la competitividad y la austeridad en el sector público.
Según el diputado catalán, hay crisis económica «para rato», el país está «desorientado» y el Gobierno no genera «confianza y no será capaz de afrontar los cambios necesarios».
Éste es el «momento» de alcanzar dicho pacto para Duran i Lleida, quien dijo a Zapatero que a él le corresponde la «responsabilidad» de liderarlo y de «invitar a todos a trabajar juntos, de abrir la mano a las propuestas de los demás y a ejercer el arte de convertir las discrepancias en acuerdos».
En cuanto al primero de los ejes, el empleo, precisó que las medidas de «urgencia a corto plazo» deben ser la reducción temporal de las cotizaciones a la Seguridad Social de las empresas con menos de 10 trabajadores y la aplicación del contrato alemán (la reducción de jornada en vez del despido).
Sobre el segundo eje, la financiación de la actividad productiva, dijo que supone apoyar el proceso de fusión de entidades financieras, dar crédito a las pymes y luchar contra la morosidad.
En materia de competitividad, propone que se aumente con una mejor política fiscal, más inversión en infraestructuras y con unas políticas energéticas y de viviendas claras y definidas.
Recortes
En cuanto a la austeridad, las medidas a adoptar pasarían por suprimir organismos que no estén justificados o privatizarlos y por simplificar la Administración, ha indicado.
El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, afirmó que la confianza se consigue diciendo la verdad, con liderazgo, valentía y constancia, cualidades que, en su opinión, este Gobierno no muestra.
Ridao aseguró que Zapatero ha estado negando la crisis y minimizándola, «con un rosario de medidas poco enérgicas como si fuese una crisis cíclica más, un resfriado provocado por la crisis financiera internacional».
Ridao pidió a Zapatero que no enmascare la verdad, «no sólo por razones de confianza, sino porque un mal diagnóstico acostumbra a agravar la enfermedad».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.