Las enfermeras avisan a Montilla de que la falta de profesionales es «un problema de país»

Barcelona |

Valorar:

La presidenta del Colegio Oficial de Enfermería de Barcelona (COIB), Mariona Creus, advirtió hoy al presidente de la Generalitat, José Montilla, de que la falta de enfermeras es «un problema de país», ante lo que Montilla replicó que en los últimos siete años ha crecido un 25% el número de estas profesionales así como las plazas de formación pública.

Lo dijeron en sus respectivos parlamentos en la inauguración de la nueva sede del COIB, en el 22@ de la capital catalana que abrió sus puertas el 11 de enero. En el acto también participaron la consellera de Salud, Marina Geli, el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González, y el concejal del distrito de Sant Martí, Francesc Narváez.

Creus explicó que en los últimos años las enfermeras han avanzado mucho «con diálogo y colaboración», pero interpeló a Montilla para advertirle de la precariedad laboral, la rotación excesiva y la falta de profesionales. Confió también en que la nueva sede sirva para dar «una buena imagen de la institución y de las enfermeras».

Destacó que cuando asumió el cargo en 2002, se encontró con una institución llena de dificultades que estaba «bajo mínimos», por lo que mostró su satisfacción por haber conseguido mudarse de la antigua sede de la calle Alcoi y de los pisos alquilados en la ronda de Sant Pere para pasar al 22@.

Montilla destacó la buena salud del sistema sanitario catalán versando al escritor Tom Sharpe, quien dijo que la atención recibida por los médicos y enfermeras catalanes fue «con diferencia la mejor» que ha recibido nunca. Sin embargo, destacó que los nuevos retos por la inmigración y profesionales requieren un esfuerzo económico de las administraciones y la «excelencia y calidad» en el ejercicio de la profesión y la investigación científica.

Por su parte, la consellera Geli recordó que mamó su interés por la medicina de su madre, que ejercía de enfermera y comadrona rural. Afirmó que han incrementado plantillas y que, en un momento de crisis, las enfermeras «son las únicas que trabajan» en algunas familias. Añadió que la nueva sede dignifica al colectivo.

Máximo González, que anunció que Barcelona acogerá con toda probabilidad el Congreso Mundial de Enfermeras en 2017, subrayó la modernización de la enfermería, y dijo que la organización no pretende ser «un club privado». El esfuerzo de Máximo González para hacer su discurso en catalán pese a ser un cordobés de origen sin vínculos con Catalunya fue celebrado por Narváez, Geli y Montilla.

El presidente de la Generalitat, también de origen cordobés, descubrió que estudiaron bachillerato en el mismo instituto, y puso como ejemplo el gesto de González para reivindicar que la pluralidad es «un activo muy importante»

La nueva 'Casa de las enfermeras' ocupa parte del edificio Inibsa, situado en la confluencia entre las calles Pujades, Selva de Mar y Provençals. En total, cuenta con 4.700 metros cuadrados repartidos en tres plantas, en la tercera de las cuales ubica una sala de actos con capacidad para 280 asistentes. El concejal de Sant Martí destacó que pronto se trasladará cerca en Banco de Sangre y Tejidos y la sede de la Seguridad Social.

Entre las 400 personas que asistieron al acto también estaban el ex conseller de Salud y líder de CiU en el Ayuntamiento, Xavier Trias; el secretario del Colegio de Médicos, Jaume Padrós; concejales y alcaldesas enfermeras, y colegiadas, como Mercedes Roble, de 89 años, que tiene el carné número 28 y ejerció durante 45 años de practicante y comadrona.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.