0

El superávit del Estado se redujo un 50'8% en enero respecto al mismo mes del año anterior, hasta los 1.434 millones de euros (el 0'13% del PIB) en términos de Contabilidad Nacional, lastrado por la menor recaudación del IRPF y del IVA, según datos del Ministerio de Economía y Hacienda.

El descenso es consecuencia del estancamiento de los ingresos no financieros, que disminuyeron un 0'2%, hasta los 11.089 millones de euros, frente a unos gastos no financieros que repuntaron un 17'7%, con 8.203 millones de euros.

En concreto, la recaudación por IRPF disminuyó en este mes un 8'9% en términos homogéneos (11.527 millones de euros), una vez descontados los ingresos que se recibieron en este mes de retenciones del trabajo correspondientes al mes de diciembre de 2007. Sin este efecto, los ingresos por este impuesto aumentaron un 9'6%, por el aumento del 7'6% de las retenciones del trabajo y del 41'9%, de las de capital.

En el caso del IVA, tanto en términos reales como homogéneos, la disminución de los ingresos fue de un 16'2% y un 16'7% (1.156 millones), respectivamente, si bien Hacienda matiza que la evolución de los ingresos del IVA en este mes «no es significativa», dado que la mayor parte de los devengos correspondientes a diciembre y enero de grandes empresas y al último trimestre de 2007 de pymes, se trasladan a febrero.

Pero el IRPF y el IVA no son los únicos impuestos que comienzan el año con descensos significativos en su recaudación. Así, los ingresos por Impuestos Especiales cayeron un 6'9% en enero (1.545 millones), debido casi en su totalidad a la caída del Impuesto sobre las Labores del Tabaco en un 19'5% (509 millones), afectado por el acaparamiento previo a la subida de precios del tabaco.

Por otro lado, la balanza comercial del sector agroalimentario cerró 2007 con un saldo positivo de 545'2 millones de euros, al registrar exportaciones por 24.847'9 millones, un 13'7% más, y elevar un 11'8% las importaciones, hasta 24.302'7 millones, según el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

El resultado final del año fue, no obstante, casi la mitad del registrado el ejercicio anterior, cuando esta actividad logró una diferencia de 997'1 millones entre el valor de las exportaciones y las importaciones de sus productos. En cualquier caso, el agroalimentario se mantiene como el único sector económico sin déficit comercial.