Arenas apunta posibles responsabilidades de cargos socialistas en el fraude de Gescartera

El PSOE acusa al dirigente popular de «querer desviar la atención» con acusaciones a los socialistas

| Madrid |

Valorar:
preload
Arenas pidió «coherencia» al PSOE y que apoye una investigación sobre las cajas en Andalucía.

Arenas pidió «coherencia» al PSOE y que apoye una investigación sobre las cajas en Andalucía.

El secretario general del PP, Javier Arenas, explicó ayer que la sociedad Gescartera nació cuando gobernaba el PSOE y no el PP, por lo que apuntó la posibilidad de que «algunas otras personas hayan tenido responsabilidades». El secretario de Organización socialista, José Blanco, no tardó en contestar al dirigente popular, a quien acusó de desviar la atención sobre el caso al apuntar responsabilidades de cargos socialistas. Después de que el sábado el PP anunciará la creación de una comisión de investigación sobre Gescartera, el dirigente popular pidió coherencia al PSOE «para que haga lo mismo en Andalucía» con las cajas de ahorros y «los asuntos extraños vinculados a medios de comunicación de esta comunidad», y dejó claro que la intención del PP y del Gobierno «es investigar hasta el final del asunto Gescartera».

Arenas explicó que el Ejecutivo y el PP han tenido conocimiento de el asunto de Gescartera por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), cuyos controles, consideró, siempre han funcionado, y recordó que Gescartera «no nació en una etapa en la que gobernaba el PP», por lo que advirtió que «a lo mejor algunas otras personas han tenido responsabilidad». Por ello, consideró necesario conocer los «avatares habidos históricamente en la vida de la empresa». En cuanto a la posible participación del ex secretario de Estado de Hacienda, Enrique Giménez-Reyna, y el ex vicepresidente de la CNMV, Luis Ramallo, en el caso, recalcó que no ha habido «ninguna responsabilidad política por parte de ninguno». «Giménez-Reyna dimitió y no tengo duda de la honorabilidad de Ramallo», añadió.

El secretario de Organización socialista, José Blanco, respondió a Arenas que el escándalo de Gescartera surgió en el año 1997 y, por ello, cuando José María Aznar ya era presidente del Gobierno central, y acusó al dirigente popular de «intentar desviar la atención» sobre el caso al apuntar posibles responsabilidades de cargos socialistas. El dirigente socialista reclamó al secretario popular «que deje de predicar el código ético del PP para pasar a ponerlo a la práctica», y señaló que el PP «tiene la virtud de no asumir sus propias responsabilidades», ya que, según Blanco, lo que debería hacer Arenas es actuar y exigir explicaciones para esclarecer el caso de la sociedad de valores.

Además, insistió en que el escándalo de Gescartera es «la trama política y financiera de mayor dimensión» de los últimos tiempos y sentenció que el Gobierno «ha reaccionado tarde y mal». No obstante, Blanco confió en que la comisión de investigación sobre Gescartera, que empezará a funcionar en septiembre, esclarezca los puntos de este desfalco y advirtió que el ministro de Economía, Rodrigo Rato, «tendrá que dar muchas explicaciones». En este sentido, Blanco recordó que Rodrigo Rato salió en defensa del ex secretario de Estado de Hacienda, Enrique Giménez-Reyna, y de la presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Pilar Valiente, pese a que el primero estaba vinculado con Gescartera y la segunda «ocultó información».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.