Asesinado en atentado un concejal del PP

Francisco Cano sufrió esta mañana la explosión de una bomba adosada a su vehículo

Valorar:
preload

BARCELONA. AGENCIAS.
Francisco Cano Consuegra, concejal del PP en el Ayuntamiento de Viladecavalls (Barcelona) y fontanero de profesión, ha fallecido este mediodía, tras haber sufrido un atentado con una bomba lapa adosada a su vehículo minutos antes de las once de esta mañana.

El concejal había acudido esta mañana a la vecina ciudad de Tarrasa a efectuar una reparación y fue allí donde le explotó la bomba-lapa que estaba adosada a su coche, según fuentes próximas a la investigación. Fuentes de la delegación del Gobierno en Cataluña informaron de que la explosión se produjo en la confluencia de las calles Milans del Bosch y Ronda de Ponent, en el barrio de Can Boada de esa ciudad, limítrofe con Viladecavalls, cuando el concejal, fontanero de profesión, conducía su furgoneta, de la marca Citroen. La policía acordonó la zona y dos coches de los bomberos se trasladaron al lugar de los hechos.

Francisco Cano, desde 1996 regidor del PP en Viladecavalls, población de unos 4.000 habitantes limítrofe con Tarrasa, estaba casado, tenía dos hijas de 14 y 19 años y vivía en el barrio de Can Trias de Viladecavalls. Natural de La Carolina (Jaén), nació el 21 de marzo de 1995.

Cano estuvo o cuatro horas circulando con su vehículo con la bomba adosada antes de que se produjera la explosión, según explicó en el lugar de los hechos la delegada del Gobierno en Catalunya, Julia García-Valdecasas. Cano incluso llegó a llevar a un pasajero en su furgoneta que se apeó en una de las paradas que realizó antes de producirse la explosión. El concejal era socio de la empresa Fontanería Tapia-Cano S.L., con sede en la calle Franc Comtat, 73, de Terrassa. El concejal salió de su casa a las 6.45 horas y realizó varios recados, además de parar para desayunar con un amigo. La bomba lapa, colocada con anterioriedad a que el concejal saliese de su casa, hizo explosión sobre las 10.45 horas de la mañana.

Cano no llevaba escolta, según explicó la delegada del Gobierno, quien confirmó que el atentado pone de manifiesto una vez más que ETA posee un comando con estructura estable en Barcelona. La delegada pidió a los ciudadanos que tengan confianza en la actuación de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y reclamó asimimo la unión de todos los demócratas. Los artificieros TEDAX están analizando la composición del explosivo, así como la localización exacta de la bomba en el vehículo del concejal. La explosición se produjo en una baja y el vehículo quedó reducido a pedazos que se esparcieron incluso a un montículo cercano.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.