El mítico modelo alcanza su ‘cima’ más ecológica

| Palma |

Valorar:
Este modelo incorpora un diseño bastante continuista, pero a la vez futurista.

Este modelo incorpora un diseño bastante continuista, pero a la vez futurista.

Honda

Acaba de llegar al mercado europeo la nueva generación de los Jazz, en dos versiones diferentes, la normal y la denominada Crosstar. Son vehículos del segmento B cuya primera unidad fue puesta a la venta en el año 2001 y del cual se han vendido en España unas 25.000 unidades, lo cual dice mucho y bien de este modelo.

Los nuevos Jazz llegan a Europa con una única motorización híbrida, y cuentan con la practicidad de siempre del modelo junto con un esquema de propulsión que combina un motor de combustión con transmisión e-CVT y dos motores eléctricos con un funcionamiento muy particular.
Se trata de un vehículo por el que siempre he sentido una cierta debilidad porque aúna tres conceptos fundamentales para mí en un vehículo: la FPC (Fiabilidad, Practicidad y Comodidad).

La parte posterior del nuevo Jazz lleva algunos detalles, como los faros oscurecidos y con iluminación led.

Por dimensiones es un coche utilitario, pero por sus formas es más parecido a un monovolumen. Sus dimensiones exteriores son de 4,04 metros de largo por 1,69 de ancho sin retrovisores y 1,52 de alto, con un interior muy aprovechado, como no podía ser de otra forma en este producto japonés.

En cuanto al diseño, el modelo sigue conservando los rasgos japoneses, pero con un aire diferente. Las líneas son menos angulosas para tratar de ser un coche más del gusto de un público amplio y no sólo de aquellos a los que sólo les gusten los diseños futuristas. Los grupos ópticos son más grandes, además de contar con tecnología LED tanto delante como detrás.

La propulsión de este vehículo es muy particular e innovadora, ya que cuenta con tres en uno: un motor térmico de gasolina de 1.5 litros Atkinson y dos eléctricos. El motor de gasolina puede impulsar las ruedas delanteras, permanecer parado o generar electricidad, mientras que de los dos motores eléctricos uno se utiliza como generador y el otro mueve las ruedas delanteras.

Lo más interesante es la distribución inteligente que se hace de la energía. Cuando arrancamos el coche el motor térmico se queda parado y el coche se mueve con el motor eléctrico en modo EV, a no ser que supere con el nivel de demanda del acelerador o la batería se consuma.

Las prestaciones del nuevo Jazz e:HEV acelera de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos, alcanza los 175 km/h y tiene un consumo de unos 4,5 l/100 km (en el ciclo WLTP). Nosotros sólo hemos conseguido elevarlo hasta los 5,1 litros, que también es un consumo muy bajo.

El comportamiento en carretera es bueno, gracias a unas suspensiones bastante equilibradas, como en la mayoría del resto de generaciones del Jazz, lo cual favorece claramente la comodidad de sus ocupantes. Se trata de un vehículo bastante dinámico, sin ser deportivo, obviamente.

INTERIOR
El interior es otro de los apartados en los que el Jazz ha recibido mejoras, tanto en lo que se refiere a las calidades, que huye de los plásticos ruidosos, que los ha sustituido por una tela de calidad que tiene que aguantar el paso del tiempo, el sol....

La sensación de amplitud en las plazas delanteras y traseras es realmente increíble, teniendo en cuenta las dimensiones del vehículo. Tres adultos caben perfectamente en las plazas traseras, que son fáciles de transformar en más espacio para los paquetes que podamos transformar. Es un sistema que me tiene totalmente enamorado y que no entiendo cómo no hay otras marcas que lo hayan incorporado a sus vehículos. El maletero, por su parte también es muy práctico y permite meter objetos de tamaño considerable.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.