Citroën salta a los eléctricos comerciales con su ë-Jumpy

| Madrid |

Valorar:
preload
La ofensiva del Grupo PSA en el segmento de los vehículos comerciales eléctricos sigue adelante con el e-Jumpy de Citroën, un modelo con características casi idénticas al e-Vivaro de Opel y a la e-Expert de Peugeot, puesto que comparten desarrollo y plataforma.

La ofensiva del Grupo PSA en el segmento de los vehículos comerciales eléctricos sigue adelante con el e-Jumpy de Citroën, un modelo con características casi idénticas al e-Vivaro de Opel y a la e-Expert de Peugeot, puesto que comparten desarrollo y plataforma.

La ofensiva del Grupo PSA en el segmento de los vehículos comerciales eléctricos sigue adelante con el e-Jumpy de Citroën, un modelo con características casi idénticas al e-Vivaro de Opel y a la e-Expert de Peugeot, puesto que comparten desarrollo y plataforma.

En cualquier caso, la Citroën ë-Jumpy, que llegará en el segundo trimestre del año, estará disponible en cuatro versiones y en tres tamaños en función de su longitud.

Las versiones son Control, Club, Driver y CityVan, y los tamaños van de los 4,6 metros de largo de la “XS” a los 5,3 de la “XL”, pasando por los 4,95 de la “M”. La altura en todos los casos es de 1,9 metros, lo que facilita el acceso a la mayoría de los parkings, y el volumen de carga oscila entre los 5,1 metros cúbicos de la variante corta a los 6,6 de la más larga. También es común en todos los casos el máximo de 1.275 kilos de carga útil.

El motor, cien por cien eléctrico, tiene una potencia de 100 kW, el equivalente a 136 caballos, y con él la Citroën ë-Jumpy puede alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h.

La autonomía y tiempos de recarga dependen de las baterías, que pueden ser de 50 o 75 kWh. Con la primera de ellas puede recorrer 230 kilómetros (según el ciclo de homologación WLTP), y con la segunda 330 km, ambas cifras más que razonables para el trabajo diario.

Los tiempos de recuperación de energía, como en todos los coches eléctricos, dependen de la estación de carga y del cable de conexión. En el caso de la batería de mayor capacidad, los tiempos van de los 45 minutos en un punto de 100 kW, a las 23 horas en un enchufe doméstico, pero en un Wallbox trifásico de 11 kW, que se puede instalar fácilmente en una casa o centro de trabajo, son necesarias 7 horas para conseguir el cien por cien de la energía.

A la hora de conducir, la ë-Jumpy también aprovecha las frenadas y las deceleraciones para recuperar energía, y por otro lado hay tres modos de conducción, Normal, Eco y Power, que dan prioridad al ahorro de electricidad o a la potencia según las necesidades.

En el cuadro de instrumentos hay indicadores del estado de carga de la batería, y en la pantalla de 7 pulgadas de la consola central se ha habilitado un apartado específico con información del flujo de energía, estadísticas de consumo, carga, etcétera.

La tecnología, seguridad y conectividad también se han tenido en cuenta en el equipamiento, y además de 15 dispositivos de ayuda a la conducción y navegador con información del tráfico en tiempo real, está disponible la aplicación My Citroën que permite tener en nuestro smartphone información del estado del coche, entre otras muchas cosas

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.