El motor en Mallorca

El capricho de su vida

| Palma |

Valorar:
preload
Vicente Martínez, junto a su Ford Capri Ghia que lleva con él media vida y espera que le dure todavía algunos años más para evitar tener de comprarse otro modelo.

Vicente Martínez, junto a su Ford Capri Ghia que lleva con él media vida y espera que le dure todavía algunos años más para evitar tener de comprarse otro modelo.

16-10-2019 | Pilar Pellicer

Vicente Martínez se considera un enamorado del Ford Capri; desde que conduce ha tenido uno y se siente muy orgulloso de ello. A lo largo de sus años ha tenido tres ejemplares comprados en diferentes países. Tuvo en primer lugar un modelo 1600 adquirido en Inglaterra; luego un 3000 comprado en Alemania y finalmente este modelo que posee actualmente, que consiguió también en Alemania, con matrícula de dicho país, y que posteriormente cambió a la de Mallorca en 1982, cuando se vino a residir en la Isla. Este modelo de Ford Capri Ghia 3000 de 1975 lo compró nuestro protagonista nuevo y desde entonces lo ha utilizado como único coche para sus desplazamientos. Asegura que le encanta este modelo y por ello ha tenido tres.

Ford Capri Guia

En cuanto a este, le lleva hechos más de cuatrocientos mil kilómetros. Nos comenta que hubo una temporada en que vivía a caballo entre Finlandia y Mallorca y viajaba con frecuencia desde la Isla hasta allí, lo que suponía jornadas de más de dos mil setecientos kilómetros, de ahí que el contador del coche contabilice tantos kilómetros.

Ford Capri Guia

Vicente no tiene ningún coche más, pero se considera un gran aficionado a la mecánica, tanto que a pesar de no ser su profesión, ahora que está jubilado ha ido aprendiendo poco a poco y prácticamente repara cualquier problema que tenga el vehículo. Es más, asegura que prefiere hacerlo él a llevarlo a un taller.

Ford Capri Guia

En cuanto al coche, está prácticamente como salido de fábrica. Es lógico que con tantos años y tantos kilómetros se le hayan hecho algunos retoques, sobre todo por problemas mecánicos, un cambio de ruedas, algo más anchas para una mayor seguridad en carretera y una mano de pintura. El interior está tal y como salió de fábrica.

Ford Capri Guia

Le preguntamos a Vicente por qué esa obsesión por el Capri y nos comenta que desde pequeño fue un modelo que le gustó por sus líneas, realmente atractivas y en su época era uno de los vehículos con una estética para admirar. De momento no tiene pensado cambiarlo, es más, confía en poder terminar sus días de conductor con este modelo y luego dejárselo a su nieto, ya que está obsesionado con este coche, al igual que su abuelo.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

juanjo
Hace 20 días

Bonita historia, felicidades por tener la suerte de tener esa unidad y que tu nieto este enamorado de el.

Un saludo

Valoración:2menosmas

Pepe de Palma
Hace 28 días

Yo también soy un enamorado de este modelo y conozco este coche ya que yo tenía mi Ford Fiesta XR2, en el mismo parking en la calle San José de la montaña. Al no poder acceder a uno de estos, por precio, me decante por el XR2, que en el 85 era una pasada. Me alegro mucho que todavía funcione y que sea por muchos años. Ya no hay coches como estos.

Valoración:2menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1