El motor en Mallorca

Un coche bonito y difícil de encontrar

|

Valorar:
preload
David Alemany es el propietario de este interesante Volkswagen Variant de 1965 que compró hace tres años en Barcelona

David Alemany es el propietario de este interesante Volkswagen Variant de 1965 que compró hace tres años en Barcelona

03-12-2018

David Alemany es un enamorado de los Volkswagen, hemos tenido la oportunidad de conocer un par de sus vehículos a lo largo de estos años, primero fue una furgoneta T-1 de 1965 que compró a un inglés que posteriormente se convirtió en su amigo, más tarde un precioso Escarabajo de 1959 de color verde pastel muy poco habitual y ahora nos presenta otra de sus grandes adquisiciones, una Variant T-3 de 1969, nombre que se le daba en Europa a este vehículo, mientras que en Estados Unidos se le denominaba Squareback. Un coche con mucha personalidad y muy raro de encontrar, ya que su fabricación no fue excesiva y son pocas las unidades que quedan en funcionamiento, de ahí que sea muy complicado encontrar piezas de recambio, uno de los grandes problemas con los que se encontró David a la hora de ponerlo en funcionamiento.

Nos cuenta que lo compró en Barcelona en 2015 a un joven que lo estaba restaurando y que lo tenía a medias, por lo que nuestro protagonista tuvo que emprender la tarea de terminar el trabajo. Fue ahí cuando se dio cuenta de la dificultad de la empresa pues las piezas necesarias para dejarlo en perfecto estado no eran fáciles de encontrar, tanto que la restauración duró tres años y hubo que hacer mucho trabajo de búsqueda por internet y por diversos desguaces.

Otra peculiaridad del vehículo es que es el único que sobrevive en Mallorca y muy pocos más en la Península y en Europa, por ello tiene tanto valor para David que asegura sentirse orgulloso de haber conseguido finalmente ponerlo en perfecto estado.

Alemany, que se siente un entusiasta de los clásicos, tiene una gran preferencia por los Volkswagen y por ello los vehículos que tiene son de esa marca incluyendo dos furgonetas, la última una de bomberos que compró y tiene en Polonia, de donde es su mujer, de momento la tiene allí y la utiliza cuando va de vacaciones con la familia. No tiene muy claro qué hacer con ella si venderla o traérsela a Mallorca, el tiempo dirá qué decisión toma, aunque conociéndole puede que termine en la Isla o se la venda a algún compañero de su círculo de amigos que son todos amantes de la marca alemana.

El coche es de un bonito color gris campovolo, un color que le da un aspecto realmente atractivo; por ello decidió que la tapicería fuera de color rojo, lo que resalta sobre la carrocería. Lleva llantas de Porsche y tiene un motor de 1600 centímetros cúbicos con unos 55 caballos de potencia y alcanza fácilmente una velocidad de 120 kilómetros por hora.

David pertenece a un grupo de enamorados de los Volkswagen que se llama Dropwagen y tienen en común que le gustan los coches con las suspensiones bajas.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Colau
Hace 18 días

Enhorabona , es una passada.Es tracte de donar un toc personal a tot en sa vida , sino vage aburriment.Un día tenc ganes de fer algo semblant.Salut i força!!!

Valoración:3menosmas

Qué manía
Hace 19 días

Qué manía con ponerle ruedas de Son Gotleu a estos coches...

Valoración:0menosmas

ARTO
Hace 19 días

Si no te gustan los coches clasicos ,no comentes,gracias

Valoración:3menosmas

bielet
Hace 19 días

Bah! mes feo no puede ser

Valoración:-5menosmas

Països catalans
Hace 20 días

Bah! vehicles estrangers, no els vull

Valoración:-9menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1