Nuevo BMW X3: Mejorado en los aspectos más importantes

|

Valorar:
preload
El estadio de Son Moix nos ha servido como fondo para este espectacular SUV, que ha crecido en todos los sentidos y que cuenta con un aspecto más agresivo.

El estadio de Son Moix nos ha servido como fondo para este espectacular SUV, que ha crecido en todos los sentidos y que cuenta con un aspecto más agresivo.

La marca alemana sigue con la “tradición” de ir comercializando cada vez más grandes sus vehículos SUV. En su día, cuando se puso a la venta el inédito X1, ya tenía unas medidas muy cercanas a las del ya veterano de entonces, X3. Este último, del que hoy nos ocupa la última versión lanzada recientemente al mercado, aunque la primera variante se puso a la venta en el año 2003, que tuvo una renovación más o menos profunda en 2010. Para hacernos una idea de lo que ha crecido el vehículo, la primera versión medía 4’5 metros de longitud y la última versión ya cuenta con 4’7 metros, además de una mayor anchura.

Estéticamente, el nuevo X3 cuenta con una parte delantera imponente gracias también a la gran rejilla de la que dispone, muy al estilo de los últimos modelos de la marca, aunque a la vez se vislumbran cambios estéticos para los modelos de años venideros.La parte posterior, con unas tulipas también de grandes dimensiones y con luces led, dispone de un estilo elegante a la vez que semi-deportivo, con lo que la marca premium alcanza su objetivo.

PROPULSOR

En cuanto a motorización nosotros hemos probado la versión más potente en motor diésel, un propulsor de 6 cilindros, con una cilindrada de 2.993 cc y 265 CV de potencia, que no está nada mal. Hay que decir que es un propulsor perfecto para este chasis y para un vehículo más bien pesado.Las prestaciones son las de un vehículo deportivo en prácticamente todos los apartados, y así lo demuestran las cifras de 5,8 segundos para pasar de 0 a 100 Km/h o los 240 Km/h de velocidad máxima.El vehículo cuenta con cambio automático con levas en el volante y tres modos de conducción, alguno de los cuales se subdivide en otros como el Sport, y prácticamente todos son personalizables. Cabe decir que soy un convencido de los cambios automáticos, y en los de alta cilindrada y/o potencia, aun más, porque disfrutas de una conducción deportiva.

El consumo de este vehículo por la potencia, peso y voluminosidad que tiene es muy interesante ya que los 5,7 litros a los 100 Km anunciados por la marca nosotros los hemos subido sólo hasta los 6,6, una cifra también excelente.

El comportamiento en carretera es muy bueno, aunque sea un vehículo alto. Allí es donde más se nota la altura respecto al suelo. Con el modo Sport, que mantiene una suspensión dura, es donde el X3 se mantiene más neutro, pero nunca será el mismo comportamiento que un coupé o que una berlina.El interior del nuevo X3 mantiene el estatus de la marca al máximo. Cabe decir que la unidad que hemos probado venía completísima, con todo el equipamiento que se puede desear de un vehículo de sus características. Por ejemplo llevaba asientos de piel y regulables eléctricamente y todos los gadgets actuales en cuanto a seguridad, donde la marca ha evolucionado mucho en poco tiempo.

Otro aspecto que cabe destacar es el hecho de que la pantalla central sea táctil, a lo que la marca alemana se mostraba algo reacia. Después de haber probado este modelo con este tipo de pantalla y con el joystick, diría que es más fácil de manejar el menú con este último, aunque parezca que no tiene que ser así.El cuadro también es totalmente digital, aunque las manecillas imiten la información analógica. Esto te permite personalizar de forma muy fácil la distribución de la información. Según el modo de conducción, se cambia automáticamente.

El interior es muy amplio y cómodo, aspecto en el que se ha mejorada muchísimo respecto a la versión anterior, lo cual se agradece enormemente. El maletero, de 550 litros de capacidad, es de fácil acceso y muy práctico a la hora de meter paquetes de grandes dimensiones.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.