Una de las calles de Algaida nos ha servido de escenario para este vehículo de aspecto tan deportivo. | Miquel Àngel Llabrés

0

Ya han pasado más de 25 años –concretamente 26– desde que se pusiera a la venta el primer modelo de Clio, que sustituyó a un modelo mítico de la marca, el Supercinco, y que ha pasado a ostentar este título de modelo con mucho pedigrí.

Ya van cuatro generaciones con sus reestylings respectivos. Este nuevo Clio vendría a ser un producto mejorado de esta cuarta entrega del modelo francés.

Las mejoras que ha recibido este vehículo son bastante sutiles, afectan al exterior y al interior, pero que no son fácilmente visibles a simple vista. Curiosamente son más obvias de noche que de día.

Así, las luces delanteras, que ahora son tipo led, dibujan la silueta que ha aterrizado en los últimos modelos de la marca, tales como el Megane o el Kadjar. Lo que cabe destacar de los faros es la gran visión nocturna que proporcionan al conductor, lo cual da un toque de seguridad importante.En las traseras ha pasado un poco lo mismo: el aspecto exterior varía muy poco, pero de noche se ve la línea de leds tan particular y elegante.

MOTOR

En cuanto al motor, el que hemos probado nosotros es el 1.2 turboalimentado de 120 CV de potencia. Curiosamente, este propulsor está disponible también sin turbo con una potencia máxima de 75 CV, cuyo comportamiento y prestaciones es muy diferente.

La unidad que hemos probado contaba con el cambio automático de seis velocidades que, como es habitual en los últimos automáticos que hemos probado, las prestaciones son muy parecidas o incluso mejores que las de los manuales y el consumo es menor que en estos.

En este caso se repite la historia y gracias a una cifra de par, consigue que acelere de 0 a 100 Km/h en 9,2 segundos (por 9 el manual), y el consumo en un recorrido mixto es de 5,4 litros (por 5,4 en el manual), y todo eso con una mayor comodidad al conducir y no tener que cambiar de velocidad.

En la recuperación el vehículo se comporta también bastante bien, ya que recupera con cierta facilidad.

En este modelo se pueden llevar a cabo dos modos de conducción, el normal y el ECO. En este último el vehículo cambia de velocidad a más bajas vueltas que en el modo normal y también tarda un poco más en res