Consejos para vender un coche usado

| Palma de Mallorca |

Valorar:
preload
Con unos prácticos consejos se puede facilitar la venta ed vehículos.

Con unos prácticos consejos se puede facilitar la venta ed vehículos.

02-11-2015 | Ultima Hora

Bien sea porque queremos un coche más grande, bien por la necesidad de dinero en una situación de urgencia o bien porque pretendemos mejorar las prestaciones de nuestro vehículo sustituyéndolo por uno más moderno (una práctica al alza este 2015), vender un coche de segunda mano es un trámite con el que hay que lidiar si se quiere sacar algo de beneficio del vehículo. Un proceso que hay que comprender y estudiar desde el principio.

Para empezar, la norma fundamental es presentar el automóvil tal y como nos gustaría verlo si fuéramos nosotros el comprador en cuestión. Es decir, el aspecto en este caso es importante.

Además, el precio, el tipo de vehículo, el motor, la antigüedad y, sobre todo, la forma de mostrarlo son tan esenciales como el aspecto del mismo. Algunos consejos básicos pueden revalorizar de forma sustancial el beneficio e incluso acelerar la venta de manera considerable.

Consejos

El aspecto cuenta. Tener bien cuidada la carrocería es un síntoma inequívoco de que el coche ha sido cuidado con esmero. Si el vehículo tiene algún golpe o roce lo mejor es intentar arreglar los desperfectos antes de ponerlo a la venta, siempre y cuando no sea un gasto excesivo.

- El interiorno es lo primero que verá el comprador, pero seguro que no lo pasará por alto. Una tapicería y un salpicadero en condiciones son la mejor manera de presentar el automóvil en perfecto estado. El suelo y las alfombrillas limpias son casi igual de relevantes que unas ruedas en estado óptimo. Hay que comprender que los neumáticos y las llantas serán los primeros elemento en los que el posible comprador se fijará al comprar un vehículo de segunda mano.

- El precio ha de ser justo y acorde con el del mercado. Echar una ojeada en internet para hacerse una idea del valor real del vehículo ayudará a ajustar el precio de forma más realista.

- El papeleo, al día. Impuestos de matriculación, ITV pasada, seguros, el permiso de circulación y toda la documentación del coche en regla facilitarán todos los trámites a la hora de vender el vehículo.

- El canal de venta. Dado que hay muchas formas de vender un coche, es recomendable pensar en todas ellas para sacarle el máximo rendimiento. Poner carteles de 'se vende' en las ventanillas es una forma barata y sencilla de plantearlo, pero no es la más efectiva. Ponerlo a la venta en un portal especializado suele ser la mejor opción para estos casos.

Si urge vender el coche, un centro especializado que ayude en la tasación del vehículo según su estado y su año de matriculación agilizará el proceso. Además de ayudar a conocer el valor venal del vehículo, en la mayoría de casos ofrecen un precio justo por comprar el vehículo y se encargan de realizar las gestiones relacionadas con la compra-venta del mismo, como el cambio de titularidad en Tráfico. Si preferimos realizar la venta de forma particular, las fotos del vehículo se convierten en una prioridad absoluta. Una foto con un fondo bonito con algo de cielo a sus espaldas es la mejor de las presentaciones. Dos o tres fotos del interior para ver los pequeños detalles y parte de los extras del vehículo nunca están de más, al igual que una foto del motor en perfectas condiciones y con un aspecto reluciente.

Ante todo, lo más importante es ser honesto. Este último consejo es completamente gratis, pero no por ello menos importante: no engañar, trucar el vehículo ni ocultar nunca los defectos que este pueda tener. Sacarse unos pocos euros de más a base del engaño puede llevar a posteriores problemas.