Una maravilla de su época. | Juan Miguel Giménez

3

Nicolás Nicolau es un enamorado de los coches clásicos y de las motos. Su trabajo de director comercial de Pegaso en Mallorca le puso en contacto con el mundo de la automación y a partir de ahí su afición por todo lo que tuviera motor y ruedas. Aparte de coches, cuenta en su haber con algunas motocicletas que ha ido recopilando durante varios años. Además es el presidente de la Asociación de Coches Antiguos de Mallorca desde hace 16 años.

En cuanto a este Citroën BL, nos cuenta que lo adquirió hace diez años y lo cambió por un Mercedes 450 SL. Su sorpresa fue que cuando fue a recogerlo se encontró que todo el coche estaba desmontado y guardado en cajas, lo que le llevó cinco años de duro trabajo para poder recomponerlo y darle la apariencia que tiene en la actualidad. Reconoce que es un enamorado de los clásicos y lleva 50 años buscando alguna que otra joya. Nos cuenta que ahora es cada vez más complicado conseguir un coche de estas características, pero afirma que en Mallorca hay un buen número de coleccionistas que tienen verdaderas obras de arte, difíciles de encontrar en la actualidad y difíciles de mantener, ya que cada vez es más complicado encontrar piezas de repuesto.