El nuevo Mercedes Clase B Electric Drive. | Daimler AG - Global Communications Mercedes-Benz Cars

1

La gama eléctrica de Mercedes se amplía con la Clase B Electric Drive, un modelo que utiliza el concepto de carrocería modular Energy Space en el que se aloja la batería de iones de litio. Gracias a esta inteligente distribución y ubicación de los componentes, el vehículo de cinco plazas mantiene la generosa capacidad en el maletero que lo ha hecho famoso en el mercado.

Este modelo se diferencia de las versiones con motor de gasolina o diésel en numerosos detalles, especialmente en la forma del faldón delantero y el faldón trasero, así como los embellecedores laterales.
A raíz de la reestilización se revaloriza el habitáculo de la Clase B, que es ahora más individual, más exclusivo y más moderno todavía. Esto se aprecia en las dimensiones del display exento de la unidad central, con hasta 20,3 cm de diagonal, o en el diseño del cuadro de instrumentos. Otra novedad es el acabado de los instrumentos en estilo de cronógrafo con esfera negra, cuatro agujas iluminadas en rojo y tipografía renovada.

Además, Mercedes-Benz ha renovado el programa de modelos y lo ha adaptado a la estructura de la oferta de los demás modelos compactos. Las nuevas líneas de equipamiento se denominan Style, Urban y Electric Art.
Las funciones ampliadas y los nuevos sistemas ofrecen ahora un mayor nivel de asistencia al conductor. El Collision Prevention Assist Plus amplía las funciones del Collision Prevention Assist incorporando una frenada parcial autónoma para reducir el peligro de colisión por alcance. También se ha perfeccionado el sistema de alerta por cansancio Attention Assist.

El Intelligent Light System opcional se adapta automáticamente a las condiciones atmosféricas, de iluminación y de conducción. El motor eléctrico con elevado par motor permite disfrutar de una conducción ágil y segura con una autonomía de hasta 200 kilómetros y sin emisiones locales. La preclimatización del habitáculo implementada de serie e innovadores equipos opcionales como el sistema de frenos recuperativo asistido por radar y la ampliación de autonomía Range Plus aumentan el confort de conducción y la utilidad para el uso a diario.

La propulsión silenciosa y exenta de emisiones directas corre a cargo de un motor eléctrico de 132 kW de potencia. Su comportamiento ágil permite disfrutar de una conducción altamente dinámica en cualquier situación.
La energía que precisa el propulsor eléctrico procede de una batería de iones de litio de alta potencia con una capacidad de 28 kWh.

La recarga es tan sencilla como el repostaje de un vehículo con motor de combustión, ya sea mediante una toma de corriente doméstica, una estación de carga pública o una wallbox. Esta última permite recargar completamente la batería en sólo tres horas aproximadamente.
En cuanto al precio, éste su principal inconveniente. En torno a los 43.000 euros sin contar las ayudas estatales, que siempre lo pueden reducir bastante.