Imagen majestuosa del Renault Frégate.

0

El Renault Frégate es uno de los modelos de la marca francesa menos conocidos en España, ya que no se fabricó en nuestro país y por tanto los que se veían por nuestras carreteras y por las calles de algunas de nuestras ciudades eran de importación. Este modelo en concreto, de 1956, es propiedad de Pedro Guasp, un empresario mallorquín que es un enamorado de los vehículos antiguos en general, ya que además de coleccionar coches también tiene algunas motocicletas muy interesantes. Pedro adquirió este modelo hace 30 años cuando no había ninguno más en la Isla.

Durante muchos años dedicó tiempo y dinero para restaurarlo por completo y darle el aspecto que tiene en la actualidad. El Frégate fue un automóvil del segmento D, es decir, una berlina de lujo que fue fabricado por Renault entre los años 1951 y 1960. El modelo fue fruto de la decisión por parte de Renault de crear un gran coche después de la depresión sufrida en Francia por la ocupación nazi y en general por todo lo acontecido durante la II Guerra Mundial. El modelo se presentó en París en 1950 y se trataba de una gran berlina con cuatro puertas y tres volúmenes con 4,7 metros de largo, 1,7 de ancho y 1,5 de alto y un peso de 1.230 kilos. Era un coche con tracción trasera pero con el motor delantero y cuatro cilindros en línea. Podía albergar cómodamente a seis personas en su interior y alcanzaba una velocidad de 130 kilómetros hora.