Sergio Sastre, Luis Antonio López, Iago Negueruela y Llorenç Pou, este martes en la jornada. | Pere Bota

El Institut d’Estadística de les Illes Balears (Ibestat) ha incorporado dos nuevas operaciones que relacionan directamente la economía con el medio ambiente. Se trata de las cuentas de flujos de materiales y de emisiones a la atmósfera. Las dos nuevas cuentas fueron presentadas este martes en el CaixaForum con la presencia del conseller de Model Econòmic, Turisme i Treball, Iago Negueruela, y el director general de Model Econòmic i Ocupació y director del Ibestat, Llorenç Pou.

Las nuevas herramientas estadísticas fueron explicadas por dos de sus responsables: Sergio Sastre, para la cuenta de flujos de materiales, y Luis Antonio López, para la cuenta de emisiones a la atmósfera, aportando datos referidos al período 2010-2019 en la primera y al 1990-2019 en la segunda. Respecto a la primera, Sergio Sastre señaló que «es una herramienta para el uso eficiente de recursos naturales y la prevención de residuos, midiendo el flujo de materiales extraídos en las propias Islas y los importados. En la extracción de recursos propios, destacan los materiales de cantera para la construcción». Otro dato reseñable es que el 24 % de la biomasa que se consume en Baleares se produce aquí. Y el 60 % de la biomasa producida en las Islas se destina a la alimentación animal. En cuanto a las importaciones, están dominadas por los combustibles fósiles.

Respecto a las emisiones a la atmósfera, Luis Antonio López indicó que la generación de gases de efecto invernadero han aumentado en Baleares un 45 % entre 1990 y 2019, aunque, si relacionamos este incremento con el del PIB, resultaría una reducción del 25 %. En la inauguración de la jornada, Llorenç Pou comentó que «si queremos avanzar hacia la sostenibilidad económica, social y medioambiental, debemos medir el estado ambiental de las Islas y los impactos que recibe. El Ibestat ha alcanzado su madurez y ello nos sirve para una gestión más transparente y unos análisis y debates fundamentados acerca de nuestra realidad. A partir de aquí, el Ibestat mantiene una metodología rigurosa que resulta provechosa y útil para la implantación de las diferentes políticas sectoriales y transversales».

El apunte

Unas 22.000 tablas de datos a partir de 140 operaciones

En los últimos ocho años, el Ibestat ha ido incorporando progresivamente nuevas operaciones estadísticas hasta llegar a las 140 actuales, que suponen unas 22.000 tablas de datos. De estas 140 operaciones, 75 son propias, creadas y gestionadas por el Ibestat con el objetivo de obtener una imagen clara de la realidad socioeconómica de Baleares.