El aeropuerto de Palma es uno de los que podría verse afectado. | Jaume Morey

El sindicato CCOO ha convocado una huelga de trabajadores de AENA en los tres aeropuertos de Baleares y del resto de la red del ente aeroportuario a nivel estatal, que afectará a más de 10.000 trabajadores, tras no conseguir recuperar la paga de productividad a las empresas, que dejó de entregarse por el estallido de la pandemia.

El sindicato registrará la próxima semana, en el Ministerio de Trabajo, una convocatoria de paros para las próximas fiestas navideñas. El nivel de indignación de los más de 10.000 trabajadoras y trabajadores del grupo crece cada día que se demora la respuesta, apunta el sindicato. La huelga de personal se llevará a cabo los días 22, 23, 30 y 31 de diciembre, y los días 6 y 8 de enero de 2023. Además, avisa de que, de no resolverse en breves, la amenaza de huelga continuará durante el primer trimestre del próximo año, incluida Semana Santa.

El sindicato señala que la convocatoria de la huelga la próximas semana «podría sumir en el caos los aeropuertos españoles en plenas vacaciones de Navidad».

Los trabajadores defienden que el tráfico aéreo ha recuperado niveles del año 2019 (año récord) y en algunos aeropuertos los ha superado. «El reparto de dividendos a los accionistas privados también está autorizado y las y los trabajadores del grupo AENA exigimos, por tanto, la recuperación de lo que nos corresponde», aseguran.

«A pesar de las buenas palabras de las empresas del grupo AENA y del Ministerio de Transportes, el retraso para llegar al acuerdo está produciendo mucha intranquilidad a los trabajadores y a los sindicatos presentes en la mesa de negociación», han añadido.

Huelga en el Reino Unido

El sindicato del personal de aduanas de varios aeropuertos de Reino Unido, por su parte, se declararán en huelga durante ocho días en las vacaciones de Navidad. Estos paros afectan a un total de 1.000 trabajadores del control de pasaportes, así como otros funcionarios de los aeropuertos de Heathrow, Gatwick, Manchester, Glasgow, Cardiff, Birmingham.

El líder del sindicato PCS, Mark Serwotka, ha indicado que las huelgas «se intensificarían» a menos que el Gobierno «ponga dinero sobre la mesa ahora», según ha recogido BBC.

En este sentido, Serwotka ha asegurado que los trabajadores «no tienen otra opción» que no sea la huelga: «Actualmente se saltan las comidas, no pueden encender la calefacción en casa, debido a la pobreza en la que viven». El personal de aduanas de los aeropuertos británicos se suma a la huelga en las fechas de Navidad.