El encarecimiento de la cesta de la compra tiene un impacto muy negativo en las economías domésticas. | Pixabay

Llenar la cesta de la compra en Baleares cuesta casi el doble que hace un año. Así se desprende del análisis de mercado que ha realizado la Asociación de Consumidores y Usuarios de las Islas, Consubal. En concreto, los precios de los productos básicos han subido un 70,72 %, respecto a diciembre de 2021. El presidente de la citada organización, Alfonso Rodríguez, ha añadido que el incremento es del 30,37 % en comparación con julio de este año, cuando elaboraron el último estudio.

Noticias relacionadas

El aceite de girasol es el alimento que más se ha encarecido; concretamente ha experimento una variación del 147,58 % en el último ejercicio. También han subido mucho algunas carnes. Rodríguez ha detallado que la de pollo lo ha hecho un 139,06 % y la de cerdo ha subido un 132,09 %. Similar ha sido el encarecimiento de un producto tan básico como la pasta, exactamente del 102 %. Otras alzas significativas han sido las del aceite de oliva (62 %), el arroz (55,84 %), los huevos (39,15 %) y la leche (32,46 %).

Producto Encarecimiento
Aceite de girasol 147,58 %
Carne de pollo 139,06 %
Carne de cerdo 132,09 %
Pasta 102,00 %
Aceite de oliva 62,00 %
Arroz 55,84 %
Huevos 39,15 %
Leche 32,46 %
Bote de garbanzos 12,00 %
Tomate triturado 12,00 %
Bote de judías 12,00 %
Bote de lentejas 6,00 %

Este encarecimiento de la cesta de la compra tiene un impacto muy negativo en las economías domésticas. De este modo, el presidente de Consubal ha asegurado que una familia media de cuatro personas necesita 695 euros al mes para adquirir los productos básicos del día a día; prácticamente el doble que hace un año. Este estudio, realizado sobre marcas blancas de los dos principales establecimientos comerciales de las Islas, se elabora desde el año 2017. «Nunca había visto una subida tan importante de la cesta de la compra», ha subrayado.

Rodríguez ha recriminado que «los distribuidores y productores alegan que el incremento de precios es debido al encarecimiento de la electricidad y los carburantes», pero ha subrayado que llevan tres meses consecutivos de bajada y el valor de los alimentos sigue aumentando. «No entendemos a qué se debe». En este punto, ha señalado que «la cadena de distribución es muy amplia y hay sectores, como los transportistas y distribuidores, que no aportan ningún valor pero incrementan los precios».

Cambian los hábitos de compra

El presidente de Consubal también ha recordado que en las Isla la cesta de la compra es más cara debido a la insularidad. Por ello, ha instado a consumir con responsabilidad. Todo esto están provocando que cambien los hábitos de compra de los baleares. Fuentes de los distribuidores han asegurado que sus clientes ahora acuden más veces, pero adquieren menos productos. Además, ahora hay una mayor tendencia a coger artículos más básicos. Por tanto, actualmente las cestas de la compra son más pequeñas y están llenas con productos de primera necesidad. Rodríguez ha añadido que se han sustituido los alimentos frescos por los congelados porque son más baratos, se están comprando «carnes poco sanas» (cabeza de cerdo, cuello o patas de pollo, etc.), al tiempo que se consume mucha más pasta, pan de peor calidad y más bollería industrial.

El apunte

Pocos alimentos más baratos

El estudio elaborado por Consubal también ha detectado algunos alimentos que han bajado de precio en el último año, aunque son muchos menos que los que se han encarecido.

En concreto, ahora es más barato adquirir atún en aceite de girasol, pechuga de pavo, zanahorias y queso en lonchas.