El portavoz del PI en el Parlament, Josep Melià.

El portavoz del PI en el Parlament, Josep Melià, ha calificado de «vergüenza» que el Estado traspase la competencia y el trabajo de costas y litoral a Baleares y que «el poder de decisión real y efectivo se lo quede Madrid», y por ello ha pedido que esta gestión se realice «sin intromisiones de Madrid». Melià ha reclamado que se replantee el traspaso de la competencia de costas y litoral cedida recientemente. «Queremos decidir desde aquí. No queremos que nos gobiernen desde un despacho a Madrid. Ahora, que hemos leído la letra pequeña del acuerdo entendemos la alegría de la ministra, continuarán mandando sin hacer nada», ha afirmado.

El diputado de la formación regionalista ha criticado que el Gobierno «pasa el trabajo, pero quiere mantener el poder de decisión», señala el PI este martes en un comunicado. «Exigimos explicaciones. ¿Cómo han negociado la transferencia de la competencia? Si ya era escandaloso que el Estado se quedara el dinero de los cánones, es inaceptable que quiera decidir sobre todo lo relacionado con costas. ¿Qué sentido tiene tener las competencias así?», ha preguntado Melià.

Con todo, el diputado ha declarado que todo este «complejo» procedimiento de informes y comisiones hará «lenta e insegura» una gestión que, en su opinión, tendría que ser ágil y rápida. «En teoría nos habían traspasado la competencia para ser más rápidos con las tramitaciones y poder decidir desde aquí, pero ya hemos visto como el Estado siempre se reserva su cuota de poder para meter la nariz en el que nos toca gestionar en nosotros», ha incidido.