Andrés Gili, Maria Antonia Llull y Gabriel Abraham, ayer, en el Hipotels Playa Palma Palace. | M. À. Cañellas

La cadena Hipotels, fundada por Joan Llull hace 52 años, ha tenido que variar su estrategia para poder retener a parte de sus trabajadores en Mallorca ante el incremento progresivo del precio de la vivienda. La vicepresidenta de la cadena, Maria Antonia Llull, señaló este jueves en la Platja de Palma que «este verano nos hemos visto obligados a pagar o subvencionar hasta el 40 % del alquiler de la vivienda para retener a parte de nuestros trabajadores». La vicepresidenta añadió que «mucha gente de la Península no ha podido venir este año por el alto coste de la vida en la Isla y esto ha generado una falta de mano de obra cualificada».

Asimismo, indicó que para ayudar todavía más a los empleados para encontrar alojamiento «vamos a construir 40 apartamentos en Cala Millor, para que estén operativos en el invierno de 2023». Para resolver el problema relacionado con la cualificación profesional de los trabajadores explicó: «De cara a la próxima temporada, vamos a dar de alta a la gente contratada una semana antes para poder formarlos. Falta personal cualificado y queremos formar a los trabajadores que se incorporen a nuestra cadena». El vicepresidente de la cadena, Gabriel Abraham, apuntó que en estos momentos «la Formación Profesional no acompaña al mercado laboral y esto tiene que cambiar a corto y medio plazo».

Hipotels supera ya los 28 establecimientos en propiedad y está en plena estrategia de modernización y reconversión integral de su oferta de alojamiento para hacerla más competitiva. Dentro de sus previsiones de crecimiento, Maria Antonia Llull dio a conocer que ampliarán su oferta hotelera en Cancún, así como en Lanzarote y Conil de la Frontera. La compañía anuncia que incorporarán 4.000 camas elevables eléctricas en sus establecimientos de Mallorca. «Buscamos la salud laboral de nuestras trabajadores con la incorporación de mecanismos elevables», afirmó Llull.

El apunte

Un verano 2023 bueno, pero con menos estancias

La previsión que Hipotels hace sobre el verano 2023 es positiva, ya que prevé una temporada similar a la de este año, pero con el añadido de que las estancias hoteleras seguirán reduciéndose. Este año ha registrado 250.000 estancia menos respecto a las tres millones que tuvo en 2019.