El mirador de sa Foradada en Deià, completamente saturado este verano. | Pilar Pellicer|PALMA

La Ley del Paisaje Cultural de la Serra de Tramuntana abre la vía para extender las restricciones de acceso de vehículos privados a Formentor en temporada alta a otras carreteras de la Serra. El borrador del texto, que este miércoles 30 de noviembre presentó la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, a los alcaldes, asociaciones y agentes implicados, contempla la redacción de un plan específico de movilidad sostenible que tiene como objetivo minimizar los impactos derivados del intenso flujo de vehículos de motor en Tramuntana.

Este plan refuerza el transporte público (interconectando todas las localidades de la Serra de Tramuntana y ampliando la frecuencia de los autobuses interurbanos), amplía la oferta de aparcamientos periféricos en todos los municipios de la Serra, regula los accesos por los diferentes caminos en función de su uso, analiza los puntos en los que hay aparcamientos descontrolados y masivos de vehículos, introduce sistemas técnicos para medir en tiempo real la concentración de coches en las rutas de destinos senderistas y ofrece al Consell de Mallorca la posibilidad de limitar temporalmente el acceso «con el fin de evitar aglomeraciones que puedan provocar daños en determinados espacios con valores patrimoniales, paisajísticos y naturales». La limitación temporal de acceso a espacios sensibles requerirá un acuerdo previo del Consell de Mallorca y deberá publicarse en el BOIB para su entrada en vigor.

Noticias relacionadas

El Consell de Mallorca también podrá limitar (por acuerdo de pleno) el número máximo de «actividades no permanentes de recorrido con vehículos a motor» (como los rallys y carreras de coches o motos) teniendo en cuenta el impacto que estas actividades tienen sobre el paisaje cultural. En cualquier caso la limitación del número máximo de este tipo de actividades no permanentes de recorrido con vehículos a motor deberá tener en cuenta criterios de reparto temporales y territoriales con la finalidad de evitar la concentración de este tipo de eventos en un periodo concreto de tiempo y que afecte siempre a los mismos municipios.

El transporte público es una pieza fundamental para la movilidad sostenible en la Serra de Tramuntana. Así, la Ley de Paisaje Cultural de la Serra deja claro que el futuro Plan de movilidad sostenible deberá reforzar el número de autobuses y las frecuencia creando un servicio de vehículos lanzadera eléctricos que (como en el caso de Formentor) conecte los distintos núcleos urbanos y centros de visitantes con los caminos y elementos patrimoniales. Los excursionistas podrán conocer además en tiempo real, antes de salir de casa, el estado de los aparcamientos en Tramuntana para evitar que las carreteras sin salida se conviertan en una ratonera.