La ley abre nuevas posibilidades de usos para las antiguas 'possessions' de la Serra.

El Consell de Mallorca ha presentado esta mañana a los alcaldes, asociaciones, expertos y organismos afectados el borrador de la nueva Ley de la Serra de Tramuntana que llega once años después de su declaración como Patrimonio de la Humanidad. Ahora se abre un proceso participativo que terminará de definir el articulado que finalmente aprobará el Parlament. La ley se compone en estos momentos de 87 artículos, seis disposiciones adicionales, 11 disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y una disposición final. Su objetivo es dar un reconocimiento jurídico del paisaje cultural y la ordenación de una gestión adecuada para su protección, mantenimiento, mejora, restauración y regeneración. Define no solo el paisaje a proteger, sino también todos sus elementos de pedra en sec, elementos patrimoniales (possessions y cases de possessions, olivares monumentales y vivienda cooperativa, entre otras. Estas son las claves para entender la nueva normativa.

Agricultura

La nueva ley reconoce en su artículo 5 la actividad agraria y las personas que la desarrollan como «elementos fundamentales» para mantener el paisaje de la Serra y se compromete en el fomento de los bancos de tierras, las industrias de transformación agraria, los planes estratégicos territoriales, el fomento de la custodia del territorio y la Ecoregión. Por primera vez se protegerán los olivos y olivares monumentales considerando Olivo Monumental a aquél que tenga un perímetro superior a 3,5 metros y una altura de 1,30 metros. Los olivos monumentales se incluirán en un catálogo que permitirá a sus propietarios acceder a ayudas directas para su mantenimiento. Quedará totalmente prohibido su trasplante o venta.


'Pedra en sec'

La norma fomenta la conservación del patrimonio definiendo un nuevo Plan Especial de todo el ámbito de la Serra que suplirá de manera transitoria a todos los planes especiales urbanísticos que estén pendientes de redacción. Este plan deberá salvaguardar la técnica de pedra en sec (también protegida por la UNESCO). Los muros, paredes, acequias y otros elementos etnológicos se tendrán que construir y mantener utilizando esta técnica ancestral. La reparación de muros y paredes se podrá realizar mediante comunicación previa, salvo en los BIC del barranco, les Rotes y el Arxiduc. Se preservan también todos los sistemas hidráulicos que también quedarán incluidos en un inventario.


Co-Housing y Co-Working

Las cases de possessió también formarán parte de un inventario y podrán incorporar nuevos usos condicionados ahora no permitidos como el de vivienda cooperativa (Co-Housing), actividades relacionadas con profesiones artísticas o liberales (Co-Working) y actividades de tiempo libre, científicas y culturales (posible alojamiento temporal de grupos).

La nueva ley permitirá la reconstrucción de edificaciones existentes en estado ruinoso de valor patrimonial, previo informe de Patrimoni de manera que cuando se cree o revise el catálogo esta edificación quedará incorporada. La reconstrucción deberá emplear la técnica constructiva y materiales tradicionales.

Reformas y construcciones

Las obras de más de 10 viviendas o con un presupuesto superior a los 10 millones de euros deberán someterse a una Evaluación de afectación del paisaje cultural que requerirá informe de Territori. El resto de obras sujetas a licencia serán evaluadas mediante un cuestionario que definirá la propia ley.

Todo el ámbito de la Serra de Tramuntana tendrá la consideración de zona E1 de máxima protección que limita la contaminación lumínica y acústica. La nueva ordenanza de aplicación acústica estará vigente en los municipios que carezcan de una ordenanza propia.


Coto a los rallys y accesos limitados

La movilidad en la Serra quedará definida mediante la redacción de un plan específico que contemplará la posibilidad de restringir el acceso a determinados espacios mediante una resolución o acuerdo previo. El Consell podrá restringir las actividades no permanentes de vehículos a motor en toda la Serra considerando repartos temporales y territoriales. Esta medida permitirá limitar las pruebas deportivas a motor, como los rallys. Las actividades de montañismo se mantendrán con la consideración de actividades tradicionales.

La ley de la Serra de Tramuntana da un año para unificar toda la señalítica de la Serra, eliminando todas las señales obsoletas y aprobando un nuevo manual que marcará los criterios a seguir por las distintas administraciones. Se prohíben en las carreteras las barreras de seguridad exclusivamente metálicas.

Las carreteras Ma-10, sa Calobra, Lluc, Coll de Sóller, Formentor y Port de Valldemossa tendrán la consideración de carreteras paisajísticas y también se definen como rutas paisajísticas la Ruta de pedra en sec, el Camí Vell de Lluc y la futura Ruta a los miradores del archiduque que se deberán restaurar.

Multas por grafitis y ruidos

La normativa aprueba un régimen sancionador de aplicación en todo el ámbito de la Serra que considerará como sanciones graves los grafitis, arrancar olivos monumentales o superar los límites acústicos, entre otros.