Imagen del 'pájaro pingüino' que se está recuperando en el COFIB porque ha llegado muy debilitado a Mallorca procedente del norte del Atlático. | COFIB

Los 'pájaros pingüino' (Alca torda) están huyendo del norte del Atlántico con la finalidad de protegerse de las condiciones adversas de un fuerte temporal que está azotando estos días a su hábitat. La zona elegida es el Mediterráneo, donde están llegando de forma «masiva», según ha informado el Rafel Mas, técnico del Servicio de Protección de Especies de la Conselleria de Medi Ambient. En este punto, ha precisado que a Mallorca están llegando más que en otras ocasiones, pero no tanto como al levante peninsular.

Mas ha informado que no es la primera vez que estas aves llegan a la Isla, ya que «hay registros desde hace décadas y se ven de forma accidental algunos inviernos». En este sentido, ha explicado que la presencia de estos pájaros no es habitual. «Se ven de forma accidental en algunos inviernos: se considera una invernada rara en Mallorca y Pitiüses (poco frecuente) y una invernada escasa en Menorca (muy poco frecuente)».

Este 'pájaro pingüino' será puesto en libertad cuando se recupere
Este 'pájaro pingüino' será puesto en libertad cuando se recupere.

El primero que se ha visto este año fue uno muerto, el pasado 24 de noviembre, en Es Trenc. Además, se han avistado dos en Pollença (uno fallecido y otro débil) y uno en Santa Ponça. También se han observado otros volando en Porto Petro y Cabrera. Actualmente hay uno recuperándose en el Consorci per a la Recuperació de la Fauna de les Illes Balears (COFIB), ya que ha llegado muy debilitado.

Muchos de ellos llegan debilitados y algunos mueren

El Alca común (Alca torda), también conocido popularmente como 'pájaro pingüino' por su parecido aunque no pertenece a su misma familia, procede del atlántico norte. Suele habitar en los mares de Groenlandia, norte de Noruega, Islandia, etc. «Su distribución es muy amplia», ha puntualizado el técnico del Servicio de Protección de Especies. Este ave marina se alimenta de peces y se desplaza muy bien, tanto bajo el agua como volando. Por ello, puede recorrer distancias tan amplias, aunque muchos de ellos llegan debilitados y algunos mueren.

Los que llegan débiles son ingresados en el COFIB cuando llegan a Mallorca y son puestos en libertad, si sobreviven, una vez que logran recuperarse. Preguntado por si podrían vivir en la Isla en el caso de quedarse, Mas ha respondido que sí; aunque ha avanzado que no lo harán porque «serían ejemplares solitarios y no encontrarían parejas para reproducirse». Además, los mares del norte del Atlántico son más ricos que los del Mediterráneo en alimentación.

Punto de vista

También han llegado ejemplares vivos de gaviota tridáctila

Desde la Conselleria de Medi Ambient han precisado que también se han avistado estos días ejemplares vivos de gaviota tridáctila (rissa tridactyla) en Son Real y Cala Serena. Se trata de otra especie que suele habitar por el Mar del Norte y que también se ha desplazado hasta Mallorca huyendo de las duras condiciones meteorológicas.

Al igual que a los 'pájaros pingüinos', es raro verlas en las Islas pero tampoco es la primera vez que ocurre.