Los profesionales se quejan de que Primaria es la última prioridad. | Jaume Morey

El presupuesto de Atención Primaria debe crecer en 69 millones para alcanzar la media estatal. Son cifras sacadas de un profundo análisis de las cuentas de la Conselleria de Salut da 2023 realizado por la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, en el que si bien aplauden el gran incremento presupuestario realizado por esta cartera, también dejan claro que, pese a ello, Primaria sigue por debajo de la media estatal.

Y para analizar estas cifras hay un dato clave. Si bien la Conselleria defiende a menudo que el año que viene se destinarán 568,6 millones a esta gerencia, la asociación aclara que el montante es la suma de dos conceptos que no deberían incluirse: 245,5 millones para medicamentos de receta en farmacia y 5,8 de trabajos realizados por otras empresas y profesionales. Si se extraen estas dos partidas se ve que, en realidad, el gasto presupuestado para Atención Primaria es de 283,1 millones de euros, lo que supone el 12,7 % de los presupuestos totales de Salut.

La teoría de esta asociación viene avalada por la estadística del gasto sanitario público extraída del mismo Ministerio de Sanidad en el que se comparan los datos de todas las comunidades. La cifra destinada a Atención Primaria por Baleares no alcanza el 14,9 % que fue la media estatal de las comunidades autónomas de 2022. Es más, debería duplicarse para llegar al 25 % que recomienda la Organización Mundial de la Salut (OMS), por lo que el déficit presupuestario que ha calculado esta plataforma es de 253,3 millones de euros. Los principales gastos a los que irá destinada la partida de Atención Primaria se destinarán a personal, una cuantía que pasa de los 216,3 millones de euros este año a los 229,5 el que viene.

Cambio de tendencia

Noticias relacionadas

Lo que hay que reconocer también es que la evolución del montante global del gasto sanitario público ha crecido de forma constante en los últimos años, alcanzando en 2023 un nuevo récord de 2.236 millones de euros, un 10 % más que este año y 958 millones más que los 1.278 presupuestados hace diez años. Si bien también ha aumentado también la población de Baleares y sus necesidades y demandas.

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Baleares advierte en su informe de que, con estas cuentas, es previsible que para el próximo año, Baleares se sitúe en el gasto medio presupuestado por habitante, ocupando un lugar intermedio con el resto de autonomías. Es difícil determinarlo pues hay autonomías que aún no han publicado sus cifras. Pero en las Islas, ya se sabe, se destinarán 1.827 euros sanitarios per cápita, 178 más de los 1.649 de este año. Este ránking, todavía por cerrar, lo lidera de momento La Rioja con 2.173 euros por habitante y lo cierra Madrid, con 1.446.

En el informe se deja constancia de que se consolida el incremento de la inversión sanitaria auspiciado por la pandemia en 2020 e incluso lo denominan «cambio de tendencia». En sus conclusiones, aseveran que podría incluso repercutir en la reversión actual de deterioro del sistema.