Imagen de archivo de la anterior campaña navideña en un comercio. | Pere Bergas

El Black Friday da el pistoletazo de salida a la primera campaña navideña tras la pandemia. Esperan semanas de vertiginoso consumo y oportunidades laborales para aquellos que se encuentran en búsqueda activa de empleo. Sin embargo, después de una temporada turística de récord en Mallorca, las previsiones indican cierto desinfle económico, principalmente debido a la inflación desorbitada. Según las previsiones de empleo de Adecco, Baleares será la comunidad de España que menos contratos firmará esta campaña navideña: apenas 2.200. Destaca, de este informe, lo muy por debajo que se quedan las Islas en comparación con comunidades con número similar de población, como Asturias (con cerca de 100.000 residentes menos y con 10.500 contrataciones previstas) o Cantabria (500.000 habitantes y 22.500 empleos navideños).

Toni Gayà, presidente de la Federación patronal de empresarios de comercio de Baleares (Afedeco), indica que la explicación de tamaña diferencia recae en que las Islas fueron una de las comunidades autónomas en las que más se han sufrido las consecuencias económicas de la COVID, al depender sumamente del turismo, paralizado en 2020. Las tiendas han estado dos veranos con ventas muy por debajo de las habituales y siguen, a día de hoy, arrastrando préstamos y teniendo que devolver ayudas otorgadas para sobrevivir a la pandemia. «Este verano ha servido a muchos comercios para pagar deudas y ahora intentan pasar como sea el invierno, sin muchos gastos, a la espera de otro verano para seguir pagando deudas», señala.

Noticias relacionadas

A todo ello, se le suma, como indica el presidente de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM), Jordi Mora, la inflación desbocada y la subida de los tipos de interés (cuya subida ha afectado al pago de hipotecas). Estos son los principales factores que han mermado la capacidad económica del consumidor. «Hemos tenido un verano de récord, pero esperamos que esta campaña de Navidad se desfinfle. Será buena, pero no muy buena, un poco por debajo a la de 2019», explica Mora. En concreto, en el sector comercial, Miquel Mateu, de PIMEM-Comerç, se muestra optimista, pero cauto. Sobre el impacto de la subida de precios y la incertidumbre que sobrevuela a algunos consumidores, asegura que «ciertamente preocupa, pero hasta que no haya pasado la campaña es difícil hacer valoraciones».

Tipo de contrato y el perfil buscado

En el conjunto de España, se prevén firmar entre noviembre y enero 1.035.000 contratos, en una temporada que encadena Black Friday, Navidad y las rebajas de enero. La de este año, además de marcada por el contexto económico, destacará por el cambio de tendencia en la tipología de contratos, después de la reciente reforma laboral. Así, se prevé que sean los más habituales (cerca de un 80 %) los justificados por causas de producción y solo un 20 % los fijos-discontinuos. Los perfiles de empleados más buscados en estas fechas serán los mozos de almacén, dependientes, repartidores, camareros, cocineros, operarios de la industria agroalimentaria y demás personal de atención al cliente.