Iago Negueruela, este jueves en rueda de prensa. | CAIB

Las inspecciones de trabajo en julio y agosto en Baleares se saldaron con 234 procedimientos sancionadores por importe de 576.000 euros. Esta cifra supone un incremento del 45 % con respecto a las sanciones interpuestas en 2019. El conseller de Model Econòmic, Turisme i Treball, Iago Negueruela, ha dado a conocer este jueves estas cifras en la presentación del Plan de Lucha contra la Precariedad Laboral 2022, para lo que ha estado acompañado de la directora general de Treball i Salut Laboral, Virginia Abraham.

El refuerzo de los 30 inspectores desplazados -para completar una plantilla de hasta 93 efectivos- en estos dos meses de temporada alta se saldó con propuestas de sanción por economía irregular por valor de 381.000 euros; otros 74.257 euros por obstrucción a la labor inspectora; 113.000 euros por fraude en la temporalidad y tiempo de trabajo y, finalmente, 7.500 euros por faltas de comunicación a la Seguridad Social. Un total de 93 personas que estaban trabajando en economía sumergida (sin contrato) se han beneficiado de las inspecciones al haber podido darse de alta en la Seguridad Social.

De los 30 inspectores desplazados a las Islas, un total de 16 fueron destinados a Mallorca, otros seis a Menorca, seis a Ibiza y dos a Formentera. El centenar de funcionarios en activo durante esos dos meses realizó un total de 1.223 visitas a centros de trabajo. Las visitas en horario nocturno (139) suponen casi el triple de las realizadas en 2021.

Por otro lado, el conseller ha destacado el hecho de que Baleares haya logrado situarse en unos registros de nivel de la ocupación homologables a la media europea, gracias en gran parte a los efectos de la Reforma Laboral: la tasa de parcialidad ha caído al 11,8 % (por debajo de la media estatal, del 20,3 %) cuando en 2015 era del 18,7 %. «El objetivo cuando presentamos el plan ese año», ha recordado Negueruela, «era situar la tasa por debajo del 12 %». Mientras, los puestos de trabajo a tiempo completo se han incrementado en 56.802.

«La Reforma Laboral ha tenido una incidencia importante porque el modo de contratar ha cambiado», ha señalado el conseller para subrayar que el Plan ha supuesto que un total de 4.803 personas hayan visto mejoradas sus condiciones de trabajo este año «teniendo en cuenta que la reforma ha normalizado las contrataciones temporales irregulares».

Por su parte, la vicesecretaria general y secretaria de Políticas Sociales de UGT en Baleares, Xisca Garí, ha celebrado que hayan bajado las contrataciones temporales en fraude de ley, «que era una práctica extendida». Las sanciones, recalcó, demuestran que «se ha abusado de las horas extra y extensiones de jornadas». Asimismo, Garí ha expresado su deseo de que los refuerzos del personal de Inspección «se prolongaran durante más tiempo porque tienen un efecto disuasorio contra las negligencias de las empresas: Baleares necesita aumentar su cuerpo de inspección de forma permanente».

Al respecto, Negueruela ha señalado la «complejidad» de mantener este personal extra en el territorio balear más allá de los meses estipulados, dado que es personal cedido por otras comunidades que también tienen sus propias necesidades el resto del año.