Los niños más pequeños son los más vulnerables a contagiarse de bronquiolitis. | @ rawpixel.com

La bronquiolitis es una enfermedad respiratoria que afecta especialmente a los niños más pequeños y que quita el sueño a muchos padres. Las dificultades comunicativas de los bebés motivan que sus cuidadores tengan más problemas para detectar esta patología. Por ello, es muy importante tener muy claros cuáles son sus síntomas y en qué momento se debe acudir a Urgencias.

El jefe del servicio de Pediatría del hospital de Son Espases, Joan Figuerola, lo resume de la siguiente manera: la clave está en cuando el niño tiene dificultades respiratorias, ya que en ese momento se debe llevar al enfermo al médico. En este sentido, ha añadido que estas complicaciones provocarán que el pequeño no quiera comer o que, incluso, pueda vomitar.

El especialista en Salud Pública y Medicina Preventiva, Joan Carles March, ha detallado que «la bronquiolitis suele comenzar con signos propios del resfriado: goteo nasal, tos leve y fiebre». Sin embargo, ha advertido que al pasar dos días, aproximadamente, la tos puede empeorar y el bebé puede comenzar a respirar con mayor rapidez. En ese momento, es muy importante acudir al médico, ya que todo apunta a que podría tratarse de un Virus Respiratorio Sincitial (VRS).

Noticias relacionadas

March ha informado que esta patología es «una hinchazón y acumulación de moco en las vías aéreas más pequeñas de los pulmones, llamadas bronquiolos que dificulta la respiración. La bronquiolitis, por lo general, afecta a los niños menores de dos años. La causa más frecuente es el VSR. Más de la mitad de los bebés están expuestos a este virus en su primer año de vida». Esta dolencia se da con mayor frecuencia en los meses de otoño e invierno; es una razón muy común de hospitalización de niños menores de un año durante el invierno y comienzos de la primavera. Este año se ha adelantado y el número de bebés infectados es alto en algunas CCAA; en Mallorca ya se está notando en los hospitales.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

El especialista en Salud Pública y Medicina Preventiva ha explicado que «los factores de riesgo de coger bronquiolitis son estar expuesto al humo del cigarrillo, ser menor de 6 meses, vivir en condiciones de hacinamiento, no ser amamantado o nacer antes de las 37 semanas de gestación». En este sentido, ha explicado que «lo que ocurre es que se bloquea el flujo de aire a través de los pulmones, haciendo que sea difícil respirar. Sucede con mayor frecuencia en los bebés porque sus vías respiratorias son más pequeñas y se obstruyen con más facilidad que en niños mayores».

Por todo ello, ha hecho un llamamiento a los padres. «Si tenéis un crío menor de 6 meses minimizad al máximo las visitas. Esto es más importante cuanto más pequeño sea el bebé. Permitíos ser todo lo beligerante que queráis con esto; habrá tiempo más adelante para los abrazos, los besos y lo que haga falta», ha concluido.