La fachada de Cort.

El Ajuntament de Palma tendrá un presupuesto de 487,4 millones de euros para el año 2023, casi 12 millones más que en el actual ejercicio, lo que supone un incremento del 2,51 por ciento, según informaron el alcalde, José Hila, y el regidor de Hisenda, Adrián García. Este presupuesto, que asciende a 753,9 millones de euros si se les suma el de las empresas municipales como la EMT o Emaya y organismos autónomos, «consolidan la buena gestión económica que ha realizado el Pacte, sin subir impuestos y apostando por la transformación del municipio», según comentó Hila.

El alcalde quiso remarcar que es el octavo presupuesto que aprobará la coalición de izquierdas, «lo que demuestra que somos un gobierno fuerte y estable» y recordó que el Ajuntament ha conseguido reducir su deuda en 160 millones en las dos últimas legislaturas ya que esta ha pasado de los 352 millones que se debían en el año 2015 a los 192 millones de deuda actuales. Para el año que viene, anunció, está previsto generar una deuda de 20 millones de euros pero los presupuestos presentados prevén un pago de cuotas por valor de 23 millones de euros por lo que, afirmó, «dicha deuda se seguirá reduciendo».

Hila destacó, asimismo, que el año que viene están previstas bonificaciones en las tasas de construcción y actividades económicas y apuntó que el IBI que se paga en Palma es el segundo más bajo de las 15 ciudades más importantes del territorio nacional. En este sentido, el edil anunció que la modificación de la plusvalía aprobada por el Gobierno central afectará negativamente a los ingresos ya que de los 25 millones recaudados este año está previsto recuadra sólo 15 así que, «para ajustar y el descenso de ingresos sea solo de 5 millones en vez de 10 modificaremos el tipo de interés».

Hila, a continuación, ha destacado el incremento de presupuesto en varias áreas municipales como en Educació que sube de 18,8 a 23 millones para la construcción de nuevas escoletas, mantener el bono escolar y la gratuidad para niños de 2-3 años, o en la regiduría de Esports que se incrementa de 18,7 a 25,7 millones, un 37,7 por ciento, para afrontar la construcción de la nueva pista de atletismo municipal. También destacó el edil el incremento, del 17,3 por ciento, en la partida destinada a la regiduría de Medi Ambient que gestionará 54,9 millones frente a los 46,8 actuales.

En lo que se refiere a inversiones, el Ajuntament tiene previsto destinar cerca de 40 millones de euros a diversas actuaciones entre las que se destacaron los dos millones para el área de Seguretat destinados a la compra de vehículos y equipamientos, la construcción de cuatro nuevos casales de barrio, el proyecto de Can Riba o los locales de ensayo, la citada pista de atletismo o para atender el incremento previsto en el servicio de atención a domicilio o de víctimas de violencia de género, entre otras.