Representantes sindicales de USO, STEI, FSIE, UGT y CCOO este martes ante el Parlament | Pilar Pellicer

Representantes de todos los sindicatos y patronales de la enseñanza concertada de Baleares se han manifestado este martes ante el Parlament para exigir al conseller d'Educació, Martí March, la equiparación con el sector público y un presupuesto que «no menosprecie» sus necesidades y demandas. La protesta se enmarca en una de varias movilizaciones anunciadas el lunes para presionar a la Conselleria. La concertada ya pactó en la Mesa Social de l'Ensenyament Concertat, al margen del Govern, una batería de peticiones que coinciden con las reclamadas este martes, como el incremento retributivo de este y el próximo año «en los mismos términos» que se acuerden con la pública.

Otra de las principales exigencias es que se aplique el acuerdo de mejoras del sector concertado pactado en 2016, y que se ha ido demorando con los años. Completar la equiparación retributiva y la reducción de horas lectivas en Secundaria son algunas de las principales medidas pendientes. Aun sí, cabe decir que en las últimas semanas ya se está negociando el nuevo acuerdo marco, en el cual la concertada pide que se incluya el pago de sexenios y que se revisen para que sean iguales que en la pública. En este sentido, han pedido el pago de las pagas extraordinarias de 25 años.

Asimismo, sindicatos y patronales demandan a Educació que incremente los módulos de gastos de funcionamiento de los centros concertados en un porcentaje similar al pactado en el acuerdo de mejora de 2004. «A lo largo de 14 años se ha ido acumulando un déficit insostenible que han tenido que soportar incluso las familias, lo que implica un incumplimiento de la obligación de la Conselleria de garantizar la gratuidad con las mismas condiciones que en la pública», según han criticado este lunes.

Por otra parte, en la protesta se ha pedido que los alumnos de todos los centros concertados puedan acceder a las mismas condiciones de igualdad, equidad y seguridad que los que van a centros públicos. En la manifestación han participado los sindicatos USO, STEI, FSIE, UGT y CCOO y las patronales ECIB, CECEIB, FEIPIMEB, UCTAIB y FOQUA, todos miembros de la Mesa Social del Ensenyament Concertat de les Illes Balears.

Un proceso «complejo»

El conseller se ha acercado a hablar con los manifestantes y ha atendido a la prensa. «Mientras estamos negociando, han convocado la manifestación, que respetamos, pero la Conselleria está mejorando desde 2015 la escuela concertada, incrementado sueldo y la inversión en 60 millones de euros», ha recordado March.

Además, el conseller ha dicho que «pese a perder alumnos hemos incrementado en más de 400 docentes y hemos incluido ayudas de comedor». Sobre la equiparación, ha reconocido que es proceso «complejo», pero ha destacado que se debe de tener en cuenta que en la pública los docentes hacen oposiciones y, a veces, se les envía a otra isla temporalmente para sacársela.