Un avión de Ryanair despegando del aeropuerto de Palma.

El aeropuerto de Palma será uno de los afectados por la huelga de trabajadores de tierra o handling de Ryanair. Los paros arrancarán el próximo 28 de octubre y durarán hasta el 7 de enero de 2023. Los empleados harán paros de jornada completa o parciales, en varias franjas horarias a lo largo del día. El objetivo es lograr el primer convenio colectivo de los trabajadores de tierra. Los aeropuertos de Madrid-Barajas, Barcelona-El Prat, Málaga, Alicante, Sevilla, Valencia, Girona, Santiago de Compostela, Ibiza, Reus, Tenerife Sur, Tenerife Norte, Lanzarote, Jerez, Santander, Gran Canaria, Zaragoza, Fuerteventura, Menorca, Almería, Valladolid y Murcia, también se sumarán a la huelga.

Por otra parte, los Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Vueling han convocado huelgas todos los viernes, domingos, lunes y festivos entre el 1 de noviembre y el 31 de enero, para exigir una actualización salarial del 13,4% para 2022.

Los trabajadores están llamados a la huelga por parte del Sindicato de Tripulantes Auxiliares de Vuelos de Líneas Aéreas (Stavla), que en un comunicado ha dicho que hubiera querido evitar la huelga pero que le ha resultado «irremediable». «El colectivo de tripulantes de cabina de pasajeros no puede continuar inmerso en la situación de precariedad salarial en la que se encuentra mientras la empresa alarga en el tiempo la negociación del convenio colectivo», ha añadido el sindicato.