Uno de los vuelos entre Nueva York y Palma. | Archivo

El impacto del vuelo directo entre Nueva York-Newark a Palma de la compañía United Airlines ha tenido en la Isla un impacto directo en la oferta inmobiliaria de lujo desde junio, fecha en la que se realizó en primer trayecto. La consultora Berkshire Hathaway ha realizado un informe sobre el efecto que ha tenido la apertura del mercado estadounidense a la Isla y afirma que han aumentado un 300 % las ventas de viviendas de lujo gracias la apertura del mercado estadounidense.

«El éxito de la conexión por vuelo entre Nueva York y Palma ha aumentado el interés de los clientes internacionales por la compra de propiedades de lujo en la Isla. Recientemente la compañía United Airlines ha confirmado que este se ha convertido en el más rentable para la compañía en España, lo que supone una oportunidad de negocio para el creciente mercado inmobiliario de lujo», señala la consultora.

Noticias relacionadas

Así, Berkshire Hathaway Home Services Nova Mallorca confirma que existe una tendencia al alza de la demanda de compradores extranjeros que encuentran en la Isla «un lugar privilegiado en el que establecer su segunda residencia con intención, en algunos casos, de convertirse en su residencia principal».

Jorge Forteza, CEO de la consultora en Mallorca, destaca el creciente interés de compradores estadounidenses tras la puesta en marcha del vuelo el pasado junio: «Hemos experimentado un incremento de hasta a un  425 % a la hora de realizar visitas a nuestras propiedades con clientes de Estados Unidos. El vuelo es un éxito para nosotros».

En 2021 el número de compradores internacionales aumentó más de un 40 % en comparación con el año anterior. Los clientes extranjeros, particularmente de Estados Unidos, según la consultora «se encuentran en una posición favorable dada la paridad entre el dólar y el euro, lo que les permite adquirir propiedades con grandes descuentos monetarios que rozan el 20 %». Puntualiza que el éxito del vuelo «se consolida como una oportunidad para el mercado inmobiliario de lujo, puesto que las ventas han subido de alrededor del 300% en 2022».