Captura de pantalla del anuncio que ya ha sido eliminado de la web de Airbnb.

El departamento insular de Turisme ha abierto una investigación de oficio para comprobar si el alquiler turístico vacacional de una cabaña en un 'bosque privado' en la Vall den March de Pollença, incurre en una infracción de la comercialización de viviendas turísticas vacacionales, regulada por la ley y penada con una multa de hasta 20.001 euros. Ha dado traslado al jefe del Servei d'Inspecció de la información que ha publicado este jueves 6 de octubre Ultima Hora. El anuncio que ofrecía estancias de 144 euros la noche en la cabaña de madera con jacuzzi y barbacoa en un bosque de 6 hectáreas ha desaparecido a primera hora de esta mañana de la web de Airbnb.

Fuentes de Turisme confirman que «se abrirá expediente de oficio». El Consell hace un llamamiento público a la ciudadanía para que contribuya a atajar el alquiler turístico ilegal en Mallorca. «Si algún ciudadano tiene el conocimiento o la sospecha de alguna oferta ilegal que se esté ofreciendo en Mallorca lo puede denunciar en el correo electrónico inspeccioturisme@conselldemallorca.net. Todas las denuncias que se presenten se investigarán», dicen las mismas fuentes. Por su parte la Agencia de Defensa del Territorio (ADT) confirma que también ha abierto un expediente de infracción urbanística y está investigando los hechos. Cabe recordar que fue el regidor de Urbanisme de Pollença, Tomeu Cifre, quien tras recibir un «soplo» investigó y localizó la vivienda y dio traslado a la ADT ya que el Ajuntament de Pollença tiene transferidas las competencias de disciplina urbanística en el suelo rústico del municipio.

Noticias relacionadas

Según ha explicado el regidor de Urbanisme de Pollença, Tomeu Cifre, la cabaña de madera está ubicada en suelo protegido donde no se permite el uso de vivienda por lo que no solo sería ilegal sino también ilegalizable. A la espera de que la ADT concluya el trámite todo hace pensar que habrá multa y orden de demolición. El Ajuntament ya había tenido problemas previamente con el propietario de la finca porque «hizo un cerramiento irregular de la finca y pretendía cerrar el camino público de Pedruixella», dice Tomeu Cifre.

«Desconecta de la rutina en este alojamiento único y relajante. Espectacular cabaña de madera de nueva construcción, con columna de hidromasaje y barbacoa ubicada en un bosque privado de 6 hectáreas para ti solo. Fácil acceso por carretera y aparcamiento privado. Sin duda un lugar único para desconectar, disfrutar de la naturaleza y del cielo estrellado durante las noches. En función de la época del año, podrá disfrutar del sabor de los higos de nuestras higueras así como otros frutos». Con estas palabras se anunciaba hasta hoy en Airbnb por 144 euros la noche una cabaña de madera en un bosque privado de 60.000m2 en Pollença».

Las indicaciones que daba el propio anuncio llevaron al departamento de Urbanisme de Pollença a pensar que se trataba de una finca de la zona de la Vall d'en March que se ha vendido recientemente y que ya les había dado problemas. El anuncio que hasta hoy se podía ver en la página de alquiler vacacional no tiene desperdicio: «La cabaña está construida completamente en madera en un enclave boscoso único y de fácil acceso desde el aparcamiento privado al aire libre con capacidad para seis vehículos. Cuenta con una habitación abuhardillada con una cama de 1,60 metros de ancho, un lujoso baño de madera equipado con columna de hidromasaje, cocina completa con frigorífico americano, un maravilloso salón con una amplia mesa artesanal de madera y sofá cama y una amplia terraza con una cómoda silla colgante dando acceso al interior de la cabaña desde la zona del merendero donde podrá encontrar una extensa barbacoa de casi 6 metros de longitud equipada con parrilla y un horno de leña de un metro de diámetro. Junto a la cabaña se ubica una zona de spa equipada con un jacuzzi privado para 2-4 personas (consultar disponibilidad según la época del año). Sin duda se trata de una cabaña de madera equipada con todas las comodidades enlazando el espíritu rural con la modernidad».