La filóloga catalana, Bàrbara Sagrera, la consellera de Cultura, Patrimoni i Política Lingüística, Bel Busquets y el director insular de Política Lingüística del Consell, Lluís Segura, este miércoles durante la presentación de las webs.

Seguro que te ha pasado o lo has presenciado: en una conversación en catalán uno no recuerda o desconoce cómo se dice una expresión popular en esta lengua y recurre a la versión castellana: En casa de herrero, cuchara de palo, se afirma, en vez de emplear la construcción genuina Cap sabater calça bé. La página web fraseologia.cat, impulsada por el Consell de Mallorca, pretende resolver este tipo dudas de manera «ágil» y «clara», según la filóloga catalana, Bàrbara Sagrera, que la nutre de contenido. "La construimos entre todos, según nuestras necesidades", ha afirmado durante la presentación hecha este miércoles en La Misericòrdia, porque el usuario tiene la opción hacer sugerencias.

En el buscado de la web se pueden buscar expresiones mediante palabras clave en catalán o castellano, expresiones incorrectas y genuinas. Otra construcción muy usada es la de Cada maestrillo con su librillo, cuando en catalán se puede decir Cada sastre fa el seu tall. Incluso para los catalohablantes puede que estas expresiones les resulten ajenas, pero, según Sagrera, esto se debe al hecho de que la fraseología en castellano se ha transmitido de padres a hijos y nietos. La filóloga ha recordado que a los que fueron escolarizados antes de la normalización lingüística, durante o a finales del franquismo, se les enseñaban las expresiones en castellano porque la fraseología «es lo más interior de cada lengua».

Sobre los neologismos (palabras o expresiones de nueva creación en una lengua), Sagrera ha dicho que en algunos casos se deben de incorporar porque los idiomas «están vivos». Sin embargo, ha puntualizado que «hay que crecer con identidad propia» y usar las alternativas. «No quiero recuperar una lengua del siglo XIX, queremos que sea útil, eficaz y que nos ayude hoy; por eso, hay que eliminar prejuicios y entender que algunas palabras o expresiones tienen que desaparecer», según ha explicado la filóloga.

Para resolver dudas sobre dicción, es decir, cómo articular correctamente los sonidos al hablar, el Consell también ha creado la página web Foneticat. «Hay sonidos específicos que no se escuchan en otras lenguas del entorno y, por convivencia con otros idiomas, acabamos pronunciando en catalán como si fuera en otra lengua», según ha dicho el director insular de Política Lingüística del Consell, Lluís Segura. La web está enfocada para personas que tiene un conocimiento amplio de catalán, pero que quieran mejorar su pronunciación. De hecho, se ha diseñado pensando especialmente en todos aquellos que hablan en público, como profesores, políticos y periodistas.