Armengol y Sánchez se han reunido también este lunes con el sector turístico.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha asegurado que el Régimen Fiscal anunciado este lunes por el presidente Pedro Sánchez, «la pata que faltaba por desarrollar del Régimen Especial de Baleares», permitirá «ser más competitivos, más innovadores, resilientes y tener un tejido productivo más sólido». Con el régimen fiscal, las empresas podrán tener estas deducciones fiscales de hasta el 90 % en el caso de las sociedades anónimas y autónomos «para la reinversión en la propia empresa en la modernización, innovación y aumento de plantilla», ha detallado Armengol en una comparecencia ante responsables de la sociedad civil y agentes sociales y económicos, en el Consolat de Mar. Ha añadido que será del 25 % la bonificación en el caso de las empresas agrarias, industrias y «cuestiones más específicas».

El Govern estima que el nuevo Régimen Fiscal puede beneficiar a 47.000 empresas y hasta a 71.000 autónomos. «Puede suponer una inversión entre la privada y la pública, solo ligada al Régimen Fiscal, de unos 350 millones euros cada año que nos ha de permitir ser mucho más competitivos, más innovadores, resilientes y tener un tejido productivo más sólido», ha afirmado Armengol.

Noticias relacionadas

Por su parte, el vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, se ha congratulado por esta noticia anunciada por el presidente Sánchez y ha resaltado que Baleares, con la parte fiscal del REB y los 1.500 millones de ayudas europeas por la Covid-19, ha recibido la mayor ayuda pública de la historia de la democracia. Yllanes se ha referido a la «dureza» de esta legislatura, primero con la pandemia y ahora con la guerra de Ucrania y la consiguiente crisis energética y sus negativas consecuencias sobre la economía. Por ello, la aprobación de la parte fiscal del REB es una «buena noticia», por lo que «hoy es un día para disfrutar», ha declarado el vicepresidente.

Mientras tanto, la consellera de Asuntos Sociales y Deportes, Fina Santiago, ha insistido en que se trata de una «noticia buenísima noticia» que hace «justicia» a las Islas Baleares y a su economía para «compensar» la insularidad. Santiago ha confiado en que la mejora de la competitividad de las empresas de las islas redunde en la mejora de los sueldos de los trabajadores. Ante la «incertidumbre» de la pandemia y la guerra, el Govern ha evidenciado su «compromiso» en solucionar los «problemas de manera conjunta» de la sociedad balear, desde un ejecutivo tripartido y desde la «cogobernanza», ha expuesto la consellera.