El presidente del Gobierno de España y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes la gran baza que necesitaba la presidenta Francina Armengol ante el último Debate de Política General de la legislatura que empieza el martes en el Parlament: el desarrollo de la parte fiscal del Régimen Especial de Balears (REB).

Este anuncio, junto a otros que también ha hecho públicos este lunes, como inversiones para el tranvía y nuevas deducciones para empresas y autónomos, y que se incluirán en los Presupuestos del próximo año, desbarata la estrategia con la que la oposición acudía al debate. También descoloca, en parte la estrategia de sus socios (principalmente Més) y, según se ha informado a este diario, sirve al presidente Sánchez para señalar a Baleares como una comunidad que aplica políticas en la línea de la reforma fiscal anunciada la semana pasada por la ministra Montero, y pactada con Unidas Podemos. La presidenta del PP y candidata al Govern en 2023, Marga Prohens, dará a conocer este lunes por la tarde la posición de su partido.

La presidenta Armengol, que ha tenido que retrasar toda su agenda este lunes, se reunirá ahora en el Consolat de Mar con representantes de los agentes sociales y de los partidos del Ejecutivo. La oposición, incluso antes de saber que se iba a centrar en el anuncio que ha hecho el presidente del Gobierno estatal, rechazó acudir. Sus portavoces lo interpretaron como ‘propaganda’.

En la reunión del Consolat, junto a los consellers y conselleras que se relacionan con los anuncios de Sánchez, concretará lo que esas medidas pueden suponer para Baleares: 208 millones en incentivos fiscales pata empresas y autónomos, además de movilizar 349. La consellera Rosario Sánchez dará detalles en la reunión y el discurso de la presidenta de este próximo martes se centrará también en este asunto.

La visita de este lunes se preparaba desde hace tiempo y había quedado fijada en un primer momento para el jueves, pero se aplazó porque el presidente había dado positivo en COVID. La primera vez que Armengol planteó a Sánchez la necesidad de cerrar antes de fin de año el REB fue en agosto. Hace una semana, cuando algunos presidentes autonómicos del PSOE se desmarcaban de la estrategia fiscal de Moncloa, Armengol afirmó que su propuesta iba por otro camino. Este lunes se ha visualizado.

Reacciones

El portavoz de Més en el Parlament, Josep Ferrà, ha considerado «una deslealtad» que Sánchez venga a Baleares (ha estado en Marratxí) un día antes del debate. El portavoz de Més ha dicho que se enteró el sábado. Otras fuentes señalan que el coordinador, Lluis Apesteguia, sí estaba informado. En Podemos se sabe desde el jueves. Ferrà, sospechando que había algún anuncio sobre el REB, recordó que el senador autonómico de su partido, Vicenç Vidal, ha influido mucho para que reconozca el papel de Baleares y una mejora de la financiación.

El anuncio coincide, además, con las negociaciones para cerrar los Presupuestos autonómicos. Los morados han incluido algunas propuestas sobre transmisiones patrimoniales para casas de lujo y juegos. Es inminente que se apruebe ya el techo de gasto.

Tanto el Debate de Política General como el cierre del techo de gasto se retrasó a la espera del anuncio de este lunes.