Algunas personas han aprovechado el buen tiempo para darse un baño. | Toni Diez

Se ha hecho esperar, pero el 'veranillo de San Miguel' por fin ha llegado a Mallorca y este domingo la Isla está disfrutando de un tiempo muy agradable. En Palma se esperan máximas de 27º, ligeramente superiores a lo habitual a principios del mes de octubre, que son 25º. Además, la temperatura del mar es de 25º, por lo que algunas personas incluso están aprovechando para darse un baño. El 'veranillo de San Miguel' es considerado meteorológicamente como un periodo con tiempo excepcionalmente seco y cálido que sucede habitualmente durante los meses de otoño. Este fenómeno climático se celebra cada año en torno a la festividad de San Miguel, el 29 de septiembre, motivo por el que recibe el nombre del santo. Sin embargo, este año se ha retrasado un poco, ya que el pasado jueves fue uno de los días más fríos del mes de septiembre y el día 30 fue aún peor; además, se registraron importantes precipitaciones en algunas zonas.

Noticias relacionadas

La semana también arrancará con buen tiempo en Mallorca y el pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia cielos poco nubosos tendiendo por la tarde a intervalos de nubes medias y altas. Además, habrá brumas matinales. Las temperaturas se mantendrán con pocos cambios; en el caso de la capital balear se espera un grado más, ya que se prevé llegar a los 28º de máxima. El viento soplará flojo.

De cara al martes podrían producirse algunos cambios, ya que la predicción meteorológica informa de predominio de cielos poco nubosos con nubes de evolución diurna, sin descartar algún chubasco aislado por la tarde. Seguirán las brumas matinales. Las temperaturas nocturnas irán en ligero ascenso y las diurnas experimentarán pocos cambios. El viento será del este flojo con brisas costeras. Para el miércoles la Aemet anuncia intervalos nubosos con baja probabilidad de precipitaciones ocasionalmente acompañadas de tormenta en el sur del Archipiélago. Las temperaturas seguirán con pocos cambios o en ligero descenso. El viento será del este, en general flojo.