Francisco Qués Diaz-Berrio posa para este diario.  | Jaume Morey

El Rotary Club de Mallorca, junto a Bodegas Macià Batle, organiza un concurso contra el acoso escolar dirigido a todos los centros de la Isla, con el objetivo de concienciar a alumnos y docentes, especialmente, pero también al resto de la sociedad. «Vemos que el bullying es un problema que crece de manera exponencial y, aunque somos conscientes de que con esta iniciativa no lo erradicaremos, podemos aportar un granito de arena», según explica el presidente de la entidad, Francisco Qués Diaz-Berrio.

Su tío abuelo fundó el club en 1926 en Mallorca, que desapareció con la Guerra Civil y fue recuperado por su padre y otros compañeros en los años ochenta. La entidad forma parte del Rotary International, una organización sin ánimo de lucro formada por empresarios que impulsan iniciativas para «mejorar» la sociedad. En los próximos días enviarán la propuesta del concurso a los centros públicos, concertados y privados. «Queremos que los alumnos sepan qué es el bullying para evitarlo», reitera Qués, y explica que rotarios, psicólogos y docentes integrarán los jurados de las tres categorías.

Premios en metálico

Una reconocerá el mejor proyecto educativo contra el acoso escolar y el premiado se llevará 1.000 euros; el segundo 750 y el tercero 500. La segunda estará dirigida a los docentes y se valorarán las actividades emprendidas para evitar esta lacra, con una recompensa de 500 euros para el que quede en primer lugar y de 300 y 200 para el segundo y tercer puesto, respectivamente. Finalmente, la categoría para estudiantes consistirá en que hagan un trabajo en función de la etapa que cursen. En Primaria habrá premios de 100, 75 y 50 euros; en la ESO, de 150, 100 y 75; mientras que en Bachillerato y Formación Profesional la compensación será de 200, 150 y 100 euros.

Los primeros clasificados serán obsequiados con estancias en hoteles, pases para gimnasios, entradas de cine y otros espectáculos donados por MegaSport, Ocimax, Hotel Valparaíso, Hoteles Mar, Aqualad, Western Park y Marineland, entre otros. Francisco Qués asegura que si el concurso tiene éxito repetirán cada año para seguir concienciando.