El Ajuntament de Palma ha hecho un llamamiento a los propietarios del terreno del Lluís Sitjar para que vendan sus títulos de propiedad y ha avisado que, si no consiguen el 60 por ciento de las acciones, destinarán los 11 millones de euros previstos a otros proyectos al mismo tiempo que descartaron que haya intención de subir la oferta y de expropiar el solar si no se llega a un acuerdo satisfactorio, según destacó la regidora de Model de Ciutat, Neus Truyol.

Cabe recordar que el Consistorio hizo una oferta pública por los 666 títulos de propiedad del terreno, a razón de 16.935 euros por cada uno de ellos, y puso como condición obtener el 60 por ciento de las acciones para hacer efectiva la compra. Esta operación se realizará a través de un notario al que tienen que acudir los propietarios para anunciar su intención de vender. Actualmente, según destacó Truyol, el Ajuntament ya tiene 230 títulos, de los que 170 son del propio club. Esto supone el 35 por ciento del total por lo que, para hacerla efectiva, apuntó la regidora «aún falta el 25 por ciento».

Este llamamiento de Cort tiene lugar un día después de que los propietarios se reunieran para debatir la propuesta. En el encuentro, durante una votación estimativa, la mayoría de ellos se mostró en contra de vender sus acciones ya que, consideran, el precio no se ajusta al mercado recordando que hace unos años el terreno fue valorado en 18 millones de euros, siete más que la tasación actual.
La regidora de Urbanisme, en este sentido, aseguró que la tasación antigua que manejan los propietarios «no era oficial» y que la que es valida es la actual de 11 millones, «que se ha hecho siguiendo criterios técnicos y jurídicos», por lo que apuntó que Cort no subirá la oferta e insinuó que si al acabar el plazo, a principios de noviembre, no aceptan vender, la oferta se retirará y se destinará el dinero a otras necesidades municipales.

«Esta es una buena solución para los propietarios y para la ciudad. Estamos hablando de un solar en el que sólo se pueden hacer equipamientos deportivos y no se va a cambiar la calificación. Si los propietarios no venden no podrán sacarle rendimiento a sus acciones, así que les animamos a que lo hagan para contribuir a conseguir nuevos espacios públicos para la ciudad», comentó Truyol.