Presentación del Pla d'Igualtat. | Consell de Mallorca

El Consell de Mallorca ya cuenta con su primer Pla d'Igualtat, que mediante 40 medidas pretende equilibrar el número de mujeres y hombres que trabajan en la institución insular. De los 1.582 empleados que tenía a 31 de diciembre de 2021, 649 eran mujeres y 933 hombres, por lo que la presencia femenina solo representa un 41 %, según ha explicado este martes la directora insular d'Igualtat Rosa Cursach en una rueda de prensa.

«Las mujeres representan un 31 % de los funcionarios, de aquí que sea necesario consolidar su presencia», ha añadido Cursach, que ha explicado que el cuerpo de Bombers de Mallorca es el más masculinizado porque un 99 % de los trabajadores son hombres. En este sentido, la directora insular ha comentado que la brecha salarial de género en el Consell es de un 10,6 %, y baja a un 5,6 % si se excluye al cuerpo de Bombers del cálculo.

Para equilibrar los departamentos y categorías altamente feminizados o masculinizados, el plan prevé medidas como la incorporación de indicadores de género en las convocatorias públicas del cuerpo de funcionariado y con la difusión de campañas de comunicación dirigidas a la ciudadanía que potencie la incorporación de mujeres al cuerpo de masculinizados Asimismo, la iniciativa impulsa la creación de una comisión de coordinación de los presupuestos para incorporar la perspectiva de género en el proceso de elaboración. También se integrará la perspectiva de género en la contratación u otorgamiento de subvenciones, ayudas, premios o concursos que tramita el Consell.

Este Plan de Igualdad persigue también integrar la conciencia de género, de forma transversal, a toda la actividad de la organización; garantizar la igualdad retributiva y trabajar en la construcción de una cultura que potencie el equilibrio de la vida personal, familiar y laboral, con diferentes actuaciones que incluyen la elaboración de una Guía de Conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Al mismo tiempo, y según el Consell, el plan quiere garantizar un entorno laboral saludable y libre del acoso sexual y de acoso por razón de sexo, entre las actuaciones previstas se encuentra la creación del protocolo de acoso sexual y por razón de sexo.