Los sueldos suben ligeramente en el mes de agosto en Baleares. | Josep Bagur Gomila

Los salarios pactados en convenio subieron de media un 2,5% hasta agosto en Baleares, según datos extraídos de la estadística de negociación colectiva del Ministerio de Trabajo y Economía Social. En concreto, hasta agosto había registrados un total de 39 convenios colectivos con efectos económicos para dicho periodo. Del total de convenios registrados en los ocho primeros meses del año, 31 eran de empresas, con efectos sobre 3.500 trabajadores y una subida salarial media del 2,04%, mientras que ocho eran convenios sectoriales y daban cobertura a 44.642 trabajadores, con una subida salarial media del 2,57%. La jornada media pactada en convenio se situó hasta agosto en 1.775,38 horas anuales por trabajador (1.649,6 horas en los convenios de empresa y 1.785,3 en los convenios de ámbito superior).

A nivel nacional, los salarios pactados en convenio subieron de media un 2,6% hasta agosto, cifra ligeramente superior al dato de julio (2,56%), pero casi ocho puntos inferior al último IPC adelantado, que se situó en el 10,4%, según datos de la estadística de negociación colectiva del Ministerio de Trabajo y Economía Social. Este incremento salarial está por debajo de la subida del 3,6% acordada entre el Gobierno y los sindicatos para el salario mínimo interprofesional (SMI) y está algo más en línea con las directrices marcadas en el Acuerdo Interconfederal para el Empleo y Negociación Colectiva (AENC) 2018-2020, que planteaba subidas salariales del entorno del 2% más un punto porcentual ligado a conceptos como la productividad, los resultados empresariales y el absentismo laboral. Este AENC no se ha podido renovar de cara a 2022 ante las diferencias existentes en torno a la cláusula de revisión salarial, irrenunciable para los sindicatos e inaceptable para los empresarios ante los elevados niveles de inflación.

El Gobierno ha vuelto a insistir a los agentes sociales para que se sienten a negociar un acuerdo salarial. Los sindicatos, que han iniciado una campaña de movilizaciones en defensa de la mejora de los salarios, exigían a los empresarios una subida del 3,5% para este año, con cláusulas de revisión para que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo ante los elevados niveles de inflación. Por su parte, la propuesta que la CEOE puso sobre la mesa recogía una subida salarial del 3,5% para 2022, pero sin cláusula de revisión.

De momento, con los datos hasta agosto, el alza salarial pactada en convenio se encuentra casi un punto por debajo de la que propusieron en esta negociación tanto CCOO y UGT (3,5%) como CEOE, pero en este último caso excluyendo la cláusula de garantía. La mayor parte de los convenios registrados hasta agosto en la estadística de Trabajo se firmaron en ejercicios anteriores, aunque tengan efectos en 2022. En concreto, hasta agosto había registrados un total de 2.540 convenios colectivos con efectos económicos para dicho periodo, de los que sólo 462 se han firmado este mismo año, con una subida salarial media del 2,90%. El resto, 2.078, se firmaron en ejercicios anteriores y recogen un incremento salarial medio algo inferior, del 2,55%. Los 2.314 convenios registrados hasta agosto daban amparo a algo más de 7,11 millones de trabajadores.

Según la estadística de Trabajo, la mayor parte los convenios registrados hasta agosto no cuentan con cláusula de revisión salarial para evitar pérdidas de poder adquisitivo. En concreto, de los 2.540 convenios contabilizados, sólo el 14,4% (366) contaban con una cláusula de garantía salarial y de ellos, 276 contemplan que ésta se aplique con efectos retroactivos. Los convenios que recogen cláusula de revisión afectan a algo más de 1,7 millones de trabajadores de los 7,1 millones amparados por los convenios registrados hasta agosto, el equivalente al 24,4% del total. Así, el grueso de los trabajadores (tres de cada cuatro) carecen de cláusulas de salvaguarda en sus convenios colectivos. La cifra de trabajadores protegidos con este instrumento se ha reducido respecto a meses anteriores, pues en marzo superaba el 29%; en mayo se situó en el 25,7% y en junio en el 24,7%.

El Banco de España ha advertido del riesgo de introducir en estos momentos cláusulas de revisión salarial en los convenios de cara a experimentar efectos de segunda vuelta en la inflación. En los últimos años, el porcentaje de trabajadores protegidos con esta cláusula fue inferior al 20%. Ahora está en el 24,4%, pero ha llegado a rozar el 30%. Del total de convenios registrados en los ocho primeros meses del año, 1.929 eran de empresa, con efectos sobre 454.700 trabajadores y una subida salarial media del 2,85%, mientras que 611 eran convenios sectoriales y daban cobertura a 6,6 millones de trabajadores, con una subida salarial media del 2,59%.

La jornada media pactada en convenio se situó hasta agosto en 1.730,4 horas anuales por trabajador (1.708,9 horas en los convenios de empresa y 1.731,9 en los convenios de ámbito superior). De los 2.540 convenios registrados hasta agosto, un total de 121, el equivalente al 4,7%, contemplaba congelación de sueldos, mientras que el 31,2% de los convenios recogía una subida salarial superior al 3%, siendo la media del 5,09%. El 56,4% de los convenios se mueve en subidas salariales medias que van desde el 0,5% hasta el 2,5%. Los convenios registrados hasta agosto con alzas salariales superiores al 2% llegan al 45% del total. La estadística no recoge ningún convenio con un recorte salarial, a diferencia de 2021, cuando tenía contemplados dos convenios de esta naturaleza.

La estadística de Trabajo revela además que en los ocho primeros meses del año se registraron 382 inaplicaciones de convenios, por debajo de las 400 del mismo periodo de 2021. Estos 'descuelgues' afectaron a un total de 14.708 trabajadores, frente a los 15.703 afectados hasta agosto del año anterior, lo que supone un descenso del 6,3%. El 'descuelgue' de los convenios supone la revisión de las condiciones laborales en las empresas.