En las relaciones esporádicas hay más posibilidades de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual. | ARCHIVO

Las enfermedades de transmisión sexual se han incrementado en Baleares, a excepción del VIH. Así lo ha dado a conocer Joan F. Jofre, médico de la Consulta de Atención a las Infecciones de Transmisión Sexual (CAITS). En concreto, han aumentado los casos de sífilis, de gonorrea y de chlamydia. Uno de los motivos principales de esta evolución es el crecimiento de la movilidad, y con ello la práctica de relaciones sexuales, tras el fin del confinamiento derivado de la pandemia de la COVID.

El otro ha sido la puesta en marcha de un programa para la prevención del VIH, llamado PrEP (profilaxis prexposición), que pone a disposición del usuario que lo demande una pastilla que resulta de la combinación de dos fármacos, de modo que la persona que lo utiliza no se infecta en caso de exposición. «Todo esto se ha enmarcado en un programa de prevención de las otras enfermedades de transmisión sexual, según el cual todo aquel que quiera someterse a esta terapia de prevención de la infección causante del SIDA debe someterse cada tres meses también al cribado de todas las otras enfermedades de transmisión sexual», ha explicado Jofre. Los resultados están siendo muy satisfactorios. Esto se debe que muchas de las patologías, que con frecuencia cursan de forma asintomática y se pueden transmitir de un individuo a otro, pasarían desapercibidas. Sin embargo, ahora son detectadas desde las consultas del CAITS. Actualmente en Baleares hay casi 200 personas bajo este régimen de prevención, y otras tantas en lista de espera, «a pesar de los esfuerzos incansables de los sanitarios que no siempre cuentan con los medios que requerirían», ha matizado el citado doctor.

Además, ha hecho especial hincapié en la importancia de detectar estas enfermedades de transmisión sexual, pues es una cuestión sanitaria que afecta a mucha población joven, entre las que se encuentran personas de tan sólo 15 años. «De ahí la importancia de tener un centro especializado en enfermedades de transmisiones sexual, como es el CAITS, presente en todas las principales urbes».

¿Qué es la sífilis?

La sífilis es una infección bacteriana que suele transmitirse por contacto sexual; comienza como una llaga sin dolor, principalmente en los genitales, el recto o la boca. La sífilis se transmite a través del contacto con estas llagas por la piel o las membranas mucosas; el proceso de incubación es de unos 20 días. «Es una lesión que no duele y puede pasar desapercibida; se cura sola», ha advertido el médico del CAITS. Otra sintomatología consiste en la aparición de manchas marrones rojizas en las palmas de las manos y las plantas de lo pies; aunque no es lo más habitual. Como en toda infección también puede aparecer fiebre.

¿Qué es la gonorrea?

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual, que afecta principalmente a los hombres; es muy común entre los jóvenes de 15 a 24 años. Puede causar infecciones en los genitales, el recto y la garganta. A los hombres les puede provocar uritritis (inflamación de la uretra), que provoca escozor al orinar y es muy molesto.

¿Qué es la chlamydia?

La chlamydia afecta principalmente a las mujeres y está causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. Las mujeres pueden contraer esta dolencia en el cuello del útero, el recto o la garganta. En aquellos casos más desgraciados, puede incluso provocar infertilidad.

El apunte

¿Qué hacer si se sospecha estar contagiado?

Las personas que sospechen que puedan estar contagiadas y tener alguna enfermedad de transmisión sexual pueden llamar y pedir cita a la Consulta de Atención a las Infecciones de Transmisión Sexual (CAITS) del IB-Salut. Se trata de un servicio totalmente gratuito.

Por lo general, acuden personas con edades comprendidas entre los 25 y los 40 años. El médico del CAITS Joan F. Jofre ha manifestado que suelen ir más hombres que mujeres, especialmente hombres que tienen sexo con hombres, por su mayor actividad sexual. Por su parte, concluye que «las féminas son más asintomáticas y los varones están más concienciados».