Los helados ayudan a hacer frente a las altas temperaturas. | Jaume Morey

El fin de la ola de calor que abrasa a Mallorca desde el pasado 1 de agosto está mucho más cerca. En concreto, las previsiones de la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Baleares indican que el último día de este episodio de temperaturas extremas será el próximo lunes, 15 de agosto. Así lo ha confirmado su delegada las Islas, María José Guerrero. Además, ha precisado que coincidirá con el término de la canícula, que desde el día 15 de julio al 15 de agosto.

No obstante, aún quedan dos jornadas de calor intenso, hasta que las temperaturas den un respiro en toda la Isla. De este modo, el interior y sur de Mallorca se encuentran este domingo en alerta naranja por calor, por máximas de 40º; en el resto el nivel de aviso es amarillo, por valores de 38º. Guerrero ha precisado que hasta mediodía (últimos datos disponibles hasta el momento) el mercurio ya había llegado a los 40,8º en Porreres; a los 39,9º en Llucmajor; a los 39,7º en Binissalem, a los 39,1º en Campos y Santa Maria y hasta los 39º en la UIB. Estos datos podrían superarse; se irán actualizando.

Noticias relacionadas

El interior de Mallorca seguirá en alerta amarilla este próximo lunes por máximas de 37º; en el resto se espera que las temperaturas bajen. La predicción del tiempo indica predominio del cielo poco nuboso, con algún intervalo de nubes medias y altas hasta el mediodía que pueden ocasionar alguna precipitación aislada acompañada de barro, y con nubes de evolución por la tarde. Cabe precisar que en el levante de Mallorca, pueden ocasionar algún chubasco aislado localmente fuerte y con tormenta. El viento soplará de dirección variable en general flojo.

El martes se prevén intervalos nubosos, con predominio de las nubes bajas hasta el mediodía y de nubes altas a partir de la tarde. Las temperaturas nocturnas experimentarán pocos cambios y las diurnas seguirán bajando, excepto en el nordeste de Mallorca donde subirán ligeramente; Guerrero ha avanzado que ya no habrá ninguna alerta activa por calor. El viento soplará de componente sur.

La ola de calor que aún está afectando a Mallorca es la más larga desde que existen registros; ya lleva 14 días. Hasta ahora lo era la del pasado mes de julio, que se prolongó durante 13 jornadas. Además, ha dejado un récord histórico de temperaturas en Baleares: los 44,5º de Formentera. A esto hay que añadir que es la primera vez que se registran tres olas de calor en un mismo año. Las olas de calor se han disparado en Mallorca, aunque los expertos aseguran que este verano es excepcional y no significa que a partir de ahora todos vayan a ser tan calurosos como este. Otro dato significativo es que la pasada noche fue la más calurosa del año.