Víctor Villatoro, presidente de ANPE.

El sindicato de profesores ANPE ha anunciado este domingo que llevará a cabo movilizaciones el próximo curso si el Govern no abona a los docentes un plus de insularidad similar el que cobran los profesionales del sector en Canarias. La organización señala en un comunicado que las reuniones mantenidas con los responsables del Govern, tanto de Educació como de Funció Pública, se han saldado sin soluciones para «las dificultades que genera la insularidad en los docentes».

«Plantearemos un curso escolar 'movidito'», advierte el sindicato, que recuerda que en la enseñanza pública trabajan unos 15.000 docentes repartidos en 400 centros. ANPE critica que, «después del esfuerzo realizado por maestros y profesores a lo largo de la pandemia, y ante el empeño acelerado que está suponiendo adaptarse a los nuevos currículums y a una nueva manera de ejercer la docencia, otros sectores sí han recibido incentivos».

Recuerda que el Govern ha anunciado para 2023 un presupuesto histórico, lo que debería permitir incrementar los complementos salariales de los profesores, «los únicos que arrastran un recorte y encima no ven reconocido este agravio» respeto a otras regiones a pesar de sufrir más el incremento de la inflación y las dificultades de acceso a la vivienda.