Lluís Apesteguía es el coordinador general de Més per Mallorca. | R.L.

El socio del Govern Balear, Més por Mallorca, se ha mostrado «satisfecho» por cómo se ha resuelto la crisis generada con el director del IB-Salut, Juli Fuster, tras hacerse pública la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJIB) que condena a la entidad y reprocha a su máximo dirigente que no se abstuviera en un proceso de selección en el que participaba su propia hija.

Noticias relacionadas

El coordinador general de MÉS por Mallorca, Lluís Apesteguia, habría hablado durante la jornada de este viernes con la presidenta del Govern, Francina Armengol, sobre la necesidad de que Fuster dejara su cargo para mantener una buena imagen y dar credibilidad al Ejecutivo.

Més ha sido el primer partido político en agradecer públicamente los servicios prestados al Govern desde 2015, «especialmente durante los momentos más duros de la pandemia generada por la Covid-19», rezaba un comunicado. En este sentido, desde la formación ecosoberanista han recordado que, de acuerdo con la Ley del Bon Govern, existe un conflicto de interés cuando los miembros del Ejecutivo Autonómico o los altos cargos intervienen en las decisiones relacionadas con asuntos en los que confluyan al mismo tiempo intereses de su cargo público e intereses privados propios, de familiares directos o compartidos con terceras personas.